Los italianos tienen un competidor serio por el mediapunta colombiano y están a punto de activar su plan B... ¿como forma de presión?