El francés marcó por cuarto partido consecutivo, pero la llegada de un compañero de peso no le vendría nada mal. No hay buenas noticias.