Ya es el máximo goleador histórico de las grandes ligas europeas. Pero aún quiere más.