El fútbol no se escapa a la crisis económica que vive el mundo. Por ahora es difícil que volvamos a ver un fichaje de 100 millones de euros.