El mexicano decidió que es momento de que su primogénito sea un meme y por ello hizo un challenge que está causando furor.