Horarios

Casi la mitad de la plantilla (y también del Atlético) fueron golpeados por una organización internacional que los tenían fichados totalmente.