Horarios

La policía lo desvió de su camino a la salida del estadio y lo obligó a agarrar por la derecha. ¡Para que no pierda la costumbre!