Frustración de los fanáticos blancos tras la caída de su equipo contra el Barcelona en el Santiago Bernabéu.