Un grupo de hinchas del Barça se desplazó al estadio azulgrana para presenciar el encuentro ante el Real Madrid. La locura los invadió en el final.