El caos defensivo y la derrota ante el Atlético colmaron la copa. Lo insólito es que Valverde se va siendo el Barcelona el líder de la Liga.