Horarios

Mar.Ago.04 12:00 AM EDT
Mié.Ago.05 12:00 AM EDT
Jue.Ago.06 12:00 AM EDT
Sáb.Ago.08 12:00 AM EDT
Mar.Ago.11 12:00 AM EDT
Mié.Ago.12 12:00 AM EDT
Vie.Ago.14 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.12 12:00 AM EDT

Victoria sufrida del Real Madrid que bien vale una Liga

GRANADA, España. – El Real Madrid está imparable camino a la consecución de su Liga número 34. Después del parón por la pandemia del coronavirus, no hay un equipo que iguale los números de los merengues. Ninguno. Zidane ha inculcado a sus chicos practicidad y parece que lo tienen bastante claro. Nueve victorias consecutivas. Granada 1-2 Real Madrid.

 

Los blancos salieron a los Cármenes dispuestos a dar un golpe definitivo a LaLiga, Zidane, como en la final de la SuperCopa, decidió posicionar cinco centrocampistas para tener la posesión del balón. Y así fue. El dominio inicial supuso que, en apenas 15 minutos, los blancos tuvieran encaminado el partido, gracias también al sabor francés de Mendy y Benzema, los goleadores del partido.

El primer gol, el del lateral zurdo francés, fue una auténtica demostración de poderío físico. Mendy entró en el área y fulminó sin contemplaciones al arquero del Granada. El segundo gol merengue, el de Benzema, necesita mención aparte. La jugada comenzó en el campo del Real Madrid, con Modric como hombre orquesta que tocó para Isco que, a pesar de estar rodeado por tres rivales, se inventó un tacón para devolverle la pelota al croata, este abrió el campo para el delantero francés que una vez puso un pie en el área, sorteó su marca y se sacó un gran disparo para batir a Rui Silva.

El Real Madrid, sin mayores problemas, continuó monopolizando la pelota hasta que llegó el descanso, pero en la segunda mitad, a los cinco minutos, cambió la situación. El Granada salió a por todas y, después de un grave error de Casemiro que perdió un balón, Machís batió a Thibaut Courtois.

Para librarse de la presión local, Zidane movió el banquillo: Rodrygo y Asensio entraron al campo por Fede Valverde e Isco y el Real Madrid pudo abrir más el campo para controlar de nuevo el ritmo del partido. A partir de ahí se pudieron ver buenas asociaciones de los jugadores blancos en campo rival, pero, sin embargo, no muchas ocasiones claras. De hecho, muy pocas.

Lo que parecía que iba a ser un camino de rosas después de los dos goles franceses en los primeros quince minutos, se transformó en sudor, lucha y veteranía y de eso Sergio Ramos y Casemiro saben mucho. El capitán del Real Madrid salvó a los suyos en los últimos minutos después de despejar en la misma línea de gol lo que era un gol clarísimo.

Así, con mucho sufrimiento, el Real Madrid se llevó los tres puntos de Granada. Tres puntos que bien valen una Liga.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!