Horarios

Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Mié.Nov.04 12:00 AM EST
Foto: Getty Images

Métodos y Efectos

MADRID, España.- Ya no basta con el juego mismo para divertir al mundo del fútbol, se necesitan alicientes para conservar el interés en el entretenimiento más allá de los partidos. La semana, que pensábamos se hacía corta con encuentros cada 72 horas, se ha extendido disfrazada en la necesidad de información deportiva y un simple día sin ella se ha convertido en una eterna espera para el aficionado, algo insoportable, en apariencia, para la avidez del que espera saber a diario sobre Messi, Cristiano Ronaldo, el Barcelona, el Real Madrid y todo lo que huela mínimamente a fútbol.
 
 
 
A través del tiempo, mucha gente se ha preocupado de alertar a los interesados en el seguimiento de sus equipos desde las distintas plataformas de la comunicación para abastecer ese interés conducido, precisamente, al punto de dependencia a que se pretendía llegar. El efecto ha sido todo un éxito con el correr de los años y, en la actualidad, difícilmente un simpatizante se pierda un día sin saber algo de lo que ocurre en el mundo del balón.
 
Sin mencionar nombres y sin desmerecer la profesión, de la que uno también forma parte, la crítica no radica en el cuerpo de la información sino en las formas que suelen utilizarse para llegar a ella. Es entendible que si existe un deporte popular como el fútbol, y más con tanta exposición como en nuestros días, también existan quienes deben estar detrás de los hechos para ofrecerle al que no está cercano a ellos.
 
Pero, insisto, son las formas y no la esencia lo que me extraña. No llega esto a un nivel de preocupación que pase más lejos de la pureza de los temas tratados, pero sí a un contenido que no debería estar viciado como en España y, en cierta manera, como en muchos lugares alrededor de mundo futbolístico.
 
 
 
 
Las pasiones que en las gradas se desbordan por una lógica lúdica y humana entendible, no deberían hacerlo más allá de ese contexto. Sin embargo, la tendencia a transformar cada espacio informativo en un campo de juego por motivos extradeportivos, contienen un mensaje que traslada esa pasión que genera el fútbol a escenarios donde se desenfoca lo que tendría que ser el punto objetivo deseado, y es entonces cuando uno se pregunta la razón de los procederes y qué se esconde detrás de los mismos.
 
Desde hace un par de años, aquella vieja, seria  y altruista manera de informar profesionalmente, ha dado paso a una forma más agresiva de llegar al público. Hoy, con una provocación mediática que desata una guerra entre medios españoles, el que más temas sensacionalistas propone se gana a una audiencia que les sigue a través de ese método y el efecto termina siendo la consecuencia directa de la remuneración a percibir… a esto queríamos llegar.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!