Horarios

Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT

Martín Onti: Vertical y horizontal

MADRID, España. - Dice Zinedine Zidane que si en la identificación del método está la convicción que lleva al éxito, el resultado debería dejar satisfecho a quien lo pone en práctica. En pocas palabras, y con lo parco que es el técnico francés del Real Madrid, deberíamos entender que los caminos que se toman para la conquista de un objetivo tienen su razón de ser cuando la justificación de un hecho queda demostrada.
 
Si habláramos de fútbol, en tal caso, sabríamos distinguir entre la profundidad en que se sustenta la verticalidad y la lateralización en que lo hace la horizontalidad. A partir de allí, los sistemas utilizados demostrarían las formas de encontrar las bases en que se apoyan los entrenadores para la consecución de sus propósitos.
Cuando nos referimos a ejes verticales y horizontales, bien podemos ejemplificar las intenciones de instituciones en particular y también de ligas en general para identificar las propuestas.
 
Refiriéndonos a clubes, el mismo Madrid de Zidane podría servirnos con tal intención para destacar la profundidad que prioriza el estratega galo, algo similar con las formas que pregona Diego Pablo Simeone y técnicos que en la misma dirección se apuntan a la efectividad para llegar a la portería rival en el menor tiempo posible. Los contrastes en la propuesta futbolística dejan al descubierto a entrenadores como Quique Setién, quien abusa de una lateralización que persigue una idea antagónica en la gestión del juego, aunque busque el mismo fin.
 
Ahora si de ligas se trata, deberíamos comparar sistemas para entender de aceptaciones y pretensiones que están identificadas con el origen. Las estructuras radicales, en tal caso, tienen su importancia y sin renegar de las formas, nos van ayudando a tales aceptaciones y por ende a identificar dichas pretensiones. LaLiga y la Premier League nos sirven de ejemplo para ello.
 
Cuando el cuento de los mil pases del Barcelona queda en clara evidencia de inefectividad, el recuento de los daños debería servir para entender que al fútbol no se juega con porterías laterales y que la era contemporánea también sufre modificaciones a pesar de los éxitos del pasado.
 
En un marco de consecución de objetivos, no sólo los resultados categorizan los logros sino también las intenciones. A veces es tan marcada la identidad con una idea, que en ocasiones convendría tomar distancia para comprender las diferencias entre verticalidad y horizontalidad, o lo que es lo mismo, las alternativas entre la velocidad y la lentitud a la que deberíamos habituarnos en plenos tiempos de cambios.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!