Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Foto: EFE

Martín Onti: A un palmo del título

MADRID, España.- Sabemos todos aquellos que trajinamos en el ambiente del fútbol desde hace tanto tiempo que, en general, el juego tiene mucho de azar. Sin embargo, hay situaciones en que la rueda de la fortuna tiene que estar muy torcida para errar un vaticinio tan claro como es el de negar que el venidero fin de semana el Real Madrid vaya a coronarse campeón de la Liga de España.
 
 
 
 
La consecución de un título más para la entidad de Chamartín pasa casi solamente por cumplir con saltar al campo de La Rosaleda en Málaga y traerse el galardón para Madrid. Descontada la certeza, que hasta un empate le puede servir al conjunto de Zinedine Zidane para conseguir el título, ni el más creyente de lo imposible puede negar que esto ocurrirá en la costa del Mediterráneo el domingo a la noche.
 
El Real Madrid ganó este campeonato el día que precisamente su adversario de esta última jornada, el Málaga de Michel, venció en este mismo escenario al Barcelona de Luis Enrique. La misma tarde de abril en que concluía el juego entre malacitanos y catalanes con victoria local, Florentino Pérez supo que sería el Campeón de la temporada aún perdiendo agónicamente en el Santiago Bernabéu ante los azulgranas, como sucedió la tarde en que Lionel Messi humilló a los de ‘Zizou’ Zidane.
 
 
 
 
Rarezas aparecerán escritas por todas partes. Siempre pasa lo mismo en situaciones similares y eso jamás cambiará en el fútbol. Que la ida y vuelta de maletines; que la benevolencia de los árbitros; que las compras de intereses no probados; que los favoritismos de unos y de otros, en fin, todo tipo de suposiciones se harán de acuerdo al color de la camiseta con que se enfunden las opiniones. Más allá del juego en sí, esto es parte del fútbol en su esencia negociadora.
 
Lo cierto, y a pesar de toda la verborragia usada y por usarse, es que a lo largo de la actual temporada el Real Madrid siempre fue más que el Barcelona y, desde ya, que todos sus rivales. La diferencia entre el conjunto de Zidane y el resto se fundamentó principalmente en las estadísticas como producto de una capacidad indiscutible de sus hombres en cada uno de los aspectos del juego. Desde la preparación física de Antonio Pintus, pasando por la calidad de sus futbolistas, hasta llegar a la mano empírica del estratega galo, el Madrid se merece este torneo.
 
Nadie en su sano juicio futbolístico puede renegar de que el trofeo de campeón de Liga 2016/2017 no lo merezca, ni que el mismo no vaya a descansar merecidamente en las vitrinas blancas del Santiago Bernabéu a partir del próximo lunes, a pesar de que el Málaga cobre con ello 1 millón de euros por una cláusula de contrato establecida cuando Florentino Pérez les compró a Isco.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!