Horarios

Mar.Jul.14 12:00 AM EDT
Mié.Jul.15 12:00 AM EDT
Jue.Jul.16 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.18 12:00 AM EDT
Mar.Jul.21 12:00 AM EDT
Mié.Jul.22 12:00 AM EDT
Jue.Jul.23 12:00 AM EDT

Martín Onti: Un derbi andaluz, obra de Pablo Picasso

SEVILLA, España.- Justamente en el corazón de la surrealista Andalucía, viene y se lleva a cabo la reapertura de la primera división de la liga española. Y además, con el derbi por antonomasia de la capital hispalense. En el Sánchez Pizjuán se reinicia esta noche LaLiga. El Sevilla-Betis servirá de comidilla a partir de un clásico en un momento tan atípico como ignorante del cuándo se volverá a una reconocible normalidad.
 
Ni Pablo Picasso, aunque malagueño que no sevillano, podría haber imaginado un cuadro similar. La variedad de colores y formas que parecen no tener orden establecido de uso y montaje, se entremezclan en la vuelta al fútbol de la máxima competición española a los escenarios acostumbrados, donde lo habitual amenaza con ir borrándose de nuestras memorias.
 
Sólo el balón, como un común denominador del juego, podría ser respetado como tal. Casi todos los demás condimentos tienen sus variantes y, estas, sin siquiera tener punto de fijación al presente, ayudan a distorsionar nuestra antigua imaginación.
 
El Rayo Vallecano y el Albacete -encuentro de la segunda división que había sido aplazado antes del Coronavirus por insultos xenófobos contra el ucraniano Román Zozulya- abrió el abanico del fútbol que deberemos esperar de ahora en adelante en España. 
 
El Sánchez Pizjuán, a manera de lienzo, será la nueva realidad de un pincel que arrojará sus propios colores sobre la segunda de las grandes ligas europeas reabiertas. La experiencia de la liga alemana, visto lo visto, habrá servido sólo para la Bundesliga. La rapidez de los tiempos –de los nuevos tiempos debiéramos enfatizar- no ofrece más que la pelota como el nexo de unión entre propósitos que aún no se atreven a abandonar lo desconocido.
 
El Sevilla de Julen Lopetegui y el Betis de Joan Francesc Ferrer, Rubi, abrirán paso esta noche a nuevas conjeturas para desandar el camino de lo incierto. El juicio no sólo tendrá sentido desde una perspectiva futbolística, sino también desde muchas otras variables que van marcando la nueva visión de un espectáculo diferente.
 
A todos, en cierta manera, nos toca ser parte de este cuadro surrealista de un partido de fútbol sin aficionados en las gradas. Sin haberlo pedido, cada uno de nosotros estamos en la tela de Picasso aprendiendo de colores y formas nuevas, desconocidas, sorpresivas e imprevisibles, para que la historia del mundo luego la cuente como suya.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!