Horarios

Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST

Martín Onti: Sistemas de juego en LaLiga

Se terminó el tiempo de pruebas, de amistosos, de viajes comprometidos y liviandades permisibles, de obligaciones económicas y sufrimientos físicos, morales, y espirituales. Los pensamientos, elucubraciones y ensayos que comenzarán a ser una realidad este viernes, en horario aceptado finalmente por LaLiga, se transforman en una verdad que hemos podido sólo ver a medias durante el descanso estival.
 
Cada pretemporada nos deja una idea que necesita ser anexada a las esencias que ya manejamos en nuestro diccionario futbolístico. Cada cual tiene su bitácora de vuelo, su trayecto marcado, que en pocas ocasiones sufre cambios de raíces. Cada club es identificable con su propia historia y la base de ese reconocimiento difícilmente admite traición posible.
 
Traicionar la tradición parece ser el tema y no es tan así. No se puede ir en contra de la misma esencia aunque descartar este concepto sea una utopía. Todo siempre vuelve al origen porque depende del mismo, como aquellos viejos animales acostumbrados a regresar al corral donde está la comida y el cobijo.
 
Los mecanismos con que nos conducimos por la vida no son diferentes en el fútbol. Se trabaja en un sistema que se va perfeccionando año tras año. Las herramientas pueden modificarse para mejorarlas, pero siempre en relación al objetivo perseguido.
 
Los juegos, o las estrategias, tácticas o sistemas -como se nos ocurra llamarlas- tienen un propósito claro y no disentimos con los mismos sino que solamente los diferenciamos en la aceptación y el elogio que significa el respeto a una idea de base.
 
Hemos visto a casi todos los equipos españoles disputar sus partidos de pretemporada para sacar conclusiones fundamentadas desde el argumento irrevocable. Esto, nos permite comprobar que el juego, quiero decir la esencia del juego, sigue siendo respetada por cada institución como el eje de una conducta que será referencial desde una identidad adoptada. 
 
No se podría consensuar una propuesta que traicione la entidad del alma. Eso es inadmisible. En ello debo basarme y sustentarme para aprobar el juego de cada equipo, el planteo respetable al que se deben entregarse futbolistas de la talla que sea sin importar nombres y hombres. Lionel Messi o Keylor Navas, Kieran Trippier o Franco Vázquez, Gonzalo Guedes o Xisco Campos.
 
No se le puede exigir al Real Madrid jugar como el Barcelona, ni que la profundidad de los merengues sea propiedad de los azulgrana. Tampoco la casta del Atleti que sea la razón de ser del Sevilla, ni que los tiempos del Valencia que sean los mismos del Mallorca. Los juegos dependerán de urgencias, pero, y ante todo, de las esencias correspondientes.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!