Horarios

Mar.Ene.18 2:30 PM EST
Mié.Ene.19 2:00 PM EST
Vie.Ene.21 2:30 PM EST
Sáb.Ene.22 7:00 AM EST
Sáb.Ene.22 9:30 AM EST
Sáb.Ene.22 12:00 PM EST
Sáb.Ene.22 5:55 PM EST
Dom.Ene.23 8:00 AM EST
Dom.Ene.23 11:00 AM EST
Jue.Ene.27 6:00 PM EST
Jue.Ene.27 6:30 PM EST
Jue.Ene.27 8:00 PM EST
Jue.Ene.27 9:00 PM EST
Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Ramos y Cristiano

Martín Onti: Sergio y Cris

Sergio Ramos se cansó de esperar el reconocimiento a todo nivel para el que ha trabajado. Ya no le basta con ser reconocido por su don de mando defensivo, tanto en el Real Madrid como en la Selección de España, como que tampoco le alcanza a su ego que en los minutos extras de un partido se espere el ‘Minuto Ramos’, apelativo que él convirtió en memorable tras aquella célebre final de Champions League en Lisboa frente al Atlético de Madrid, cuando empatara en el minuto 93 y diera vuelta el resultado de un partido que en apariencia estaba perdido para los de Chamartín. 

Toda la historia que el de Camas –pueblo donde nació en Andalucía- ha ido gestionando con su juego y dedicación sabe a poco cuando de comparaciones con Cristiano Ronaldo se trata dentro de la institución merengue. La aureola del portugués nunca permitió que el ahora primer capitán del Real Madrid fuese a compartir el liderato que desde lo futbolístico siempre ejerció el atacante luso. 

La paz que en la entidad blanca se había firmado en bien de logros que iban llegando de la mano de objetivos conseguidos y títulos que acallaban las reacciones contrarias al bienestar del equipo, escondían con elegancia y existencialismo lo rancio de las relaciones que los rincones de Valdebebas disimulaban entre los dos grupos antagónicos del vestuario.

A nadie se le escapa que desde aquel entonces -época en que entrenaba José Mourinho- existían en el vestidor los de los casilleros norte, quienes defendían con respeto nacional al grupo de Íker Casillas y Sergio Ramos y los de los compartimentos sur, que se alineaban con Cristiano Ronaldo y Pepe, líderes de una tropa portuguesa consentida por el cuerpo técnico luso.

Aquella guerra fría declarada, más por Sara Carbonero desde los medios en que la esposa de Casillas se desenvolvía que por la paciente dicotomía de los futbolistas merengues, siguió el curso de las desavenencias calmadas a base de éxitos hasta que la derrota comienza ahora a tocar demasiado seguido la puerta del Santiago Bernabéu para que vuelva a renacer la discordia, la guerra de los celos, y la absurda herida que provocan los egos en el ser humano.

Con la derrota en Champions League y una posición preocupante en La Liga –que para peor encabeza ventajosamente el Barcelona- los problemas parecen renacer en el Madrid, donde ahora la fortaleza y liderato del andaluz tienen cada vez más protagonismo que la placidez familiar de la que Cristiano Ronaldo hace gala rodeado de los suyos.

Este fin de semana se juega el derbi de la capital de España en el nuevo estadio Wanda Metropolitano de los ‘Colchoneros’. El triunfo se hace tan prioritario como fundamental para los de Zinedine Zidane y también, quizás, para Sergio y Cris, como Ramos solía llamar cariñosamente en los buenos tiempos a CR7.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!