Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Martín Onti: Respuesta a Menotti

MADRID, España.- El argentino César Luis Menotti fue, evidentemente, un muy buen técnico de fútbol. Sería de necios negarle al estratega sudamericano su condición de conocedor del juego y sus logros con la suerte apropiada para en ciertos y puntuales momentos de la historia de este deporte, haber acertado con su propuesta futbolística. La Selección Argentina, Huracán de Buenos Aires y el mismísimo Barcelona pueden dar fe de ello.

Sin embargo, respetuosamente y no quitándole mérito a su experimentada visión en todos los aspectos que rodean al fútbol, me atrevo a disentir con sus últimas declaraciones. Menotti habla de la situación actual del Barça con un punto de vista que justifica, con cierta liviandad, la derrota ante el Levante aduciendo a lógicas que no deben existir en un vestuario, puesto que quien llega a aceptar una titularidad en este club, debe tener una preparación absoluta, total y acorde con el compromiso que ha asumido de principio a fin.
 
Un equipo como el Barcelona puede perder, es verdad, y lo he dicho enfáticamente con anterioridad. Puede tener un día malo y sucumbir desde la estrategia y la táctica superior del adversario, pueden fallar técnicamente sus hombres y hasta físicamente verse privados de su mejor condición, pero jamás incurrir en el abandono espiritual sobre un campo de juego, aunque sea por el simple hecho de llevar la camiseta azulgrana y todo lo que eso significa en el pequeño gran mundo de este deporte y de esta institución.
 
En un medio de comunicación catalán para el que escribe aquí en España, Menotti justifica la mala noche del Ciudad de Valencia porque no había mucho más que ganar, y no queda tan lejos de poner paños tibios sobre la aciaga noche del Olímpico de Roma en donde, aún hoy, el honor blaugrana sigue navegando por las marrones aguas del Tíber.
 
El aficionado culé, en general y por más "pecho frío" que fuera, no entiende de palmadas en la espalda a modo de complacencia con una Liga y una Copa del Rey en la "buchaca" –a propósito, ambas más descafeinadas que nunca- como para negarse el placer de acariciar un invicto que podría haberse sumado a las inmortalidades en la historia del fútbol español, con un Messi en plan "Pichichi" y, desgraciadamente ahora, con un ‘Zamora’ arrojado al cesto de la basura tras la insultante manita del Levante a Ter Stegen.
 
Martín Onti
 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!