Horarios

Martín Onti: Reír o llorar

No hay alternativas cuando se trata de procesar el juego que practica el Atlético de Madrid. Es reír disfrutando de un método que es la bandera futbolística de Diego Pablo Simeone o llorar lamentando el fútbol de alegría que el gran resto de aficionados no puede disfrutar. En realidad, no hay medias tintas cuando de juzgar futbolísticamente al ‘Atleti’ se trata.

Nadie se convencerá de que el sistema empleado por el técnico argentino es impropio si pertenece a la parroquia rojiblanca, como tampoco nadie podrá ufanarse de un fútbol mezquino en el uso del balón de manera lúdica niega. Simplemente no habrá concepto más claro para entender que el esfuerzo del trabajo de esta institución, pasa por la consecución de objetivos que el sacrificio físico y mental debe respetar.

Las opciones que el planteo del ‘Cholo’ propone nacen de un respeto absoluto a su manera de entender el fútbol. Es imposible que una persona como Simeone cambie su parecer a esta altura de la vida para comprender un juego diferente. Innumerables serían las razones que no justificarían un cambio de proceder que, encima, le brinda a sus equipos la certeza de seguir comprobando su efectividad.

El ‘Cholismo’, si queremos darle una carátula al folio principal del Atlético de Madrid, no sólo descansa en la interpretación del juego en sí, si no que, además, se basa en toda una gama de factores que apoyan el eje principal de la propuesta. No en vano, mencionar al técnico argentino trae adjunta la mención del Profe Óscar Ortega como una parte  de un grupo de trabajo inseparable.

Discutir sobre la aceptación o la negativa del juego que practica el Atlético, es rechazar el sentido natural que deben tener las cosas. Aceptar lo que se propone desde el Cerro del Espino debería ser para cada adversario entender el fútbol y sus variantes. Comprender que 90 minutos cada vez que se deba enfrentar a un equipo como el de Diego Simeone, son de distinto calibre a lo que se considera normal dentro de este juego, es tener conocimiento de la realidad de este deporte y de la vida.

Nada cambiará mientras el sudamericano continúe dirigiendo a los del Wanda Metropolitano, esto queda avalado por una gestión dueña de una convicción consensuada desde la cúpula de la entidad y del grupo humano que gobierna Simeone. Ese total consentimiento que hoy tiene el proyecto se sostiene desde el completo estamento rojiblanco.

Las conclusiones están respaldadas por una posición de liderazgo que no sólo se sustentan en la realidad estadística, sino, más aun, en la lectura que refleja cada actuación de los hombres dirigidos por el estratega argentino. En LaLiga, con 2 partidos menos y a 4 puntos de su inmediato perseguidor, el Real Madrid, las razones ni siquiera asoman para un innecesario cuestionamiento donde las alternativas sólo pasan por reír de un lado o llorar del otro.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!