Horarios

Mié.Nov.25 12:00 AM EST
Jue.Nov.26 12:00 AM EST
Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST

Martín Onti: Razones y Lógicas

BARCELONA, España.- Desquiciado por su, en apariencia, mala suerte con las decisiones de la FIFA en contra de su institución, el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, buscará una respuesta convincente del bufete de abogados que trató el caso de las irregularidades en la contratación de menores de edad, que le significó a la entidad catalana someterse a la sanción de dos ventanas de mercado sin poder fichar nuevas estrellas.

 
Meses más tarde, similar anomalía impulsaba al máximo ente mundial del fútbol a castigar al Real Madrid y al Atlético de Madrid por la misma causa. En su momento, y tras el anuncio de la casa de Zúrich que ahora preside Gianni Infantino, las penas impuestas al Barcelona se cumplieron estrictamente y hoy, apelación mediante de la entidad merengue ante el TAS -Tribunal Arbitral del Deporte- la sanción queda reducida a la mitad de la pena para el club blanco y Florentino Pérez podrá volver a fichar en el mercado de junio del 2017.
 
Repasando los hechos, haciendo memoria de lo acontecido, recordando las reacciones de una y otra institución, y juzgando sus conductas con respecto a las lógicas sanciones impuestas desde la FIFA, debemos ser absolutamente claros en defender al Real Madrid por un par de justificadas razones que justifican hoy el proceder del ente de Lausana, el TAS, en otorgarle a los de Chamartín el derecho de volver a fichar con una reducción de la pena al 50%.
 
Dos razones principales que quizás se le pasen por alto a Bartomeu, y que no cumplió su institución quizás por aquel comportamiento soberbio que en ocasiones traiciona a los blaugrana, le jugaron en contra al Barça para tener que cumplir el castigo impuesto y sin alternativa otra que acatar los períodos de reclusión ordenados por Joseph Blatter por aquel entonces.
 
El primero de los motivos contemplaba un plazo de 90 días para regularizar la situación de ilegalidad en que, para el máximo ente futbolístico suizo, el Barcelona había incurrido, algo que los azulgrana no acataron por reticencia de su directiva a negociar tal medida en dicho plazo.
 
 
El segundo, tan o más importante que el anterior, consistió en un truncado diálogo del club catalán con las federaciones territoriales para acercar posturas y hacer que las inscripciones de los menores en cuestión llegara con premura a la Federación Española. El Barcelona debía rendir cuentas a la federación catalana y, mediante esta, llegar a la federación madre para regularizar la situación de los menores en cuestión.
 
Ambas necesarias medidas que no fueron cumplidas por la entidad de Josep Maria Bartomeu, sí fueron satisfechas por la de Florentino Pérez que actuó de una manera más rápida, coherente e inteligente para satisfacer las lógicas y correctas demandas de FIFA. Así de simple, me imagino, será la respuesta de los abogados Pinto&Ruíz Del Valle cuando el mandatario catalán requiera una explicación de los hechos.
 
Martín Onti
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!