Horarios

Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Mar.Oct.13 12:00 AM EDT
Mié.Oct.14 12:00 AM EDT

Martín Onti: Promesas sin cumplir

MADRID, España. - En un partido lleno de expectativas y amenazas de buen fútbol, lo rescatable fue sólo el triunfo del Real Madrid sobre el Barcelona. El equipo merengue recupera el liderato merecidamente, a juzgar por lo visto esta noche en el Santiago Bernabéu, porque tuvo mayor disposición y actitud  para buscar el gol. Un amigo, un tanto neófito en este deporte, y gran golfista por otra parte, se dirigía a mi constantemente durante el transcurso del juego con el argumento sencillo de que un equipo perseguía la victoria, y ese no era el Barça de Quique Setién a su entender.
 
Aquellas promesas que el técnico cántabro del FC Barcelona hacía durante los días previos al encuentro, en referencia a que sus dirigidos saldrían a proponer fútbol de ataque y un juego desprovisto de mediocridad desde la intención, sólo puede ser entendido si diésemos vuelta las porterías y apuntáramos a los catalanes en dirección hacia Ter Stegen... algo de lo que finalmente no podríamos renegar, en tal caso, porque lo termina cumpliendo Gerard Piqué.
A decir verdad, para ser justos con la opinión y con una manera de entender un fútbol de principios ofensivos, el Barça ha perdido desde hace mucho tiempo no sólo el respeto a un sistema de propuesta futbolística, sino a la propia consideración de quienes sólo conjeturan hipotéticamente llevar a la práctica este juego en nombre de Johan Cruyff.
 
Más allá de lo que este partido nos haya dejado en el aspecto meramente lúdico, no sería bueno continuar ocultando el desgaste de los jugadores azulgrana en lo psíquico, moral y físico. Con casi medio plantel cruzando la barrera de los 30 años, la longevidad es un síntoma de gravedad que termina socavando una mentalidad y una idea que esta noche en la capital del reino volvió a quedar de manifiesto.
La juventud del Madrid proyectó mucho más que la mentira de Quique Setién prometiendo algo que ya no puede cumplir este Barcelona. No es utópico hacer una una revisión de inmediatez a lo que sucede en Can Barça. Además, es de hacer notar que el acotado nivel de LaLiga, le permite al conjunto culé, como los conducidos por Zinedine Zidane, reinar como tuertos en el país de los ciegos en sus condiciones de líder y sublíder alejados a 9 y 10 puntos del tercero en discordia.
 
El inicio de la decadencia blaugrana ya no puede esconderse en lugares ocultos bajo la sombra de su gris proyección futbolística, algo de lo que Florentino Pérez puede jactarse de tratar de evitar programadamente desde hace un par de temporadas. Las políticas de las instituciones no solamente se basan en promesas, sobre todo de aquellas que deben ser cumplidas y que terminan no cumpliéndose.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!