Horarios

Vie.Jul.03 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.04 12:00 AM EDT
Mar.Jul.07 12:00 AM EDT
Mié.Jul.08 12:00 AM EDT
Jue.Jul.09 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.11 12:00 AM EDT
Mar.Jul.14 12:00 AM EDT
Mié.Jul.15 12:00 AM EDT
Foto: Getty Images

Martín Onti: Pensamientos improcedentes

Como alternativa primaria, antepondremos que el común denominador de esta nota es el dinero, Lo dejaremos tácitamente aclarado para poder entender el comportamiento que se genera a partir de dar prioridad a los intereses económicos -propios y ajenos- que terminan incidiendo en la toma de posturas de aquellos señores de pantalones largos que digitan la direccionalidad del fútbol contemporáneo.
 
En un momento que bien podríamos tildar de futurista, por aquello de una realidad inesperada y sorpresiva que nos acercó la Covid-19, quienes conducen desde sus poltronas el fútbol mundial han debido amoldarse a nuevas normas, a reglas disfrazadas por las circunstancias y en las cuales las urgencias deben rendirse a las inconveniencias monetarias que el negocio demanda.
 
Ayer mismo, Javier Tebas, el presidente de la LaLiga, se ufanó con un autoritarismo casi sorprendente, de que los estadios de la liga española de fútbol deberían lucir con público en sus gradas. De nada valieron las palabras que el presidente del gobierno central, Pedro Sánchez, haya descartado la idea horas antes en cadena nacional, porque más le importa que él deba ser ahora quien tire del carro del sustento de este juego. Del 1% que Tebas debía aportar de las ganancias deberá incrementarse al 2,5%, además de todas las otras contribuciones que saldrán de su bolsillo. Esto explica en parte su postura.
 
El poder del fútbol se siente con derecho a contradecir al poder político y cuando alguien desafía a otra persona o estamento, las alternativas pasan por el apoyo del poder sistémico que viaja a sus espaldas o por la macabra insanidad que le asiste, y puedo asegurarles que el Doctor Tebas goza de muy buena salud mental.
 
No tener en cuenta el peligro virulento que aún acecha, a pesar de la ‘benevolencia’ de las estadísticas sanitarias que arroja hoy el Coronavirus en España, es jugar con el destino de los aficionados y del juego mismo puestos en manos de quienes deciden en función de lo económico. 
 
Las condiciones no están dadas para celebrar con público en las gradas. Esto -no haría falta aclararlo- no se lo podemos recalcar al presidente de LaLiga ni tampoco a quienes le acompañan en sus ‘pensamientos improcedentes’. El fútbol debe continuar en la senda mostrada por la Bundesliga, para ello la liga alemana arriesgó dando el ejemplo que el fútbol español aprovechará en tan sólo 48 horas, aunque sea la entidad de Javier Tebas quien haga el mayor esfuerzo esta vez.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!