Horarios

Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT

Martín Onti: Nuevamente Piqué

BARCELONA, España.- Gerard Piqué la lía de nuevo como si de su destino fijado se tratara. El central del Barcelona vuelve a meterse en problemas con el estamento arbitral del fútbol español, contra quienes hace declaraciones a través de su cuenta en twiter que lo pone en la mira del Comité que preside Victoriano Sánchez Arminio, a quien ganas parecen no faltarle para aplicarle al defensa catalán una severa y ejemplar sanción.

El partido del Real Madrid ante el Villarreal en el nuevo Estadio de la Cerámica, trajo a colación la queja a través de las redes sociales de Piqué que podrían traerle aparejado inconvenientes que acarrearían una sanción para él, máxime cuando no hace mucho el futbolista culé había estado comprometido por razones similares con motivo de un juego por la Copa del Rey frente al Athletic de Bilbao y también en este mismo estadio del submarino amarillo.

Desde cualquier otra posición crítica en el mundo del fútbol, uno podría estar autorizado para opinar sobre la acción donde el colegiado Gil Manzano marca como penalti una mano sin intención de Bruno para que el conjunto de Zinedine Zidane lograra el empate circunstancial en Villarreal, y para luego ganar el encuentro con gol de Álvaro Morata. Incluso hasta las fuertes palabras del presidente Fernando Roig en contra de los árbitros podrían estar permitidas, si de permisividad se tratara, pero no de un jugador del Barcelona… y menos de Gerard Piqué.

Tras las ampollas levantadas, y frescas por lo ya explicado, es muy posible que en esta ocasión el Comité Técnico de Árbitros tome medidas límites para castigar a Piqué y alejar futuras declaraciones de quienes compartan opiniones que vayan en detrimento del CTA y ponga en dudas su comportamiento, el cual hoy es criticado con algunas razones que no dejan muy bien parado a la gente que regentea el ex árbitro internacional Sánchez Arminio.

De todas maneras, mal vuelve a comportarse la directiva del Barça por no hablar seriamente con Gerard Piqué para que no perjudique más a su institución, y nombrar un vocero con autoridad impuesta por el club para que defienda los intereses de la entidad azulgrana con quien corresponda hacerlo y como corresponda hacerlo desde una plataforma sería y representativa.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!