Horarios

Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST
Martín Onti: No ataquen a Keylor

Martín Onti: No ataquen a Keylor

SEVILLA, España.- Se entiende que desde lo futbolístico, cualquier rival puede y debe atacar la portería del equipo adversario. Esa es la razón principal de este juego, porque los partidos se ganan con goles y, por ende, meter el balón en la valla defendida por los porteros adversarios tiene que ser el objetivo a plantearse por cualquier escuadra que esté interesada en la competencia.

Este pasado fin de semana, y después de 40 largos y heroicos encuentros, el Real Madrid de Zinedine Zidane perdió en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla de Jorge Sampaoli la imbatibilidad que ostentaba y que, aún así, es récord absoluto en España habiendo superado al Barcelona de Luis Enrique que se queda ahora con 39 juegos sin conocer la amargura de la derrota.

Pero rebobinemos el tiempo, en un alarde de juego atemporal, y más allá de las estadísticas observemos las actitudes de las personas para con los hechos, que son los que quedan finalmente perpetrados en la historia. 

El Real Madrid, hasta la caída en la capital hispalense, era el ejemplo de excelente rendimiento futbolístico. Un bloque en el que jugase no desentonaba, eran piezas de un Zidane que tocaba el cielo con las manos como técnico tras haber sido criticado y puesto en duda hasta en los mismísimos pasillos del Santiago Bernabéu por su tibieza para estar al frente de una institución tan demandante como el todavía actual líder de la liga española.

Sin embargo, el paladar negro del madridista, o de aquellos que se consideran acérrimos defensores de su color, al blanco me refiero en esta ocasión, siempre tuvieron hasta en las mejores horas de la entidad a un par de jugadores en la picota de la crítica para pasarlos a degüello a las primeras de cambio.

El costarricense Keylor Navas fue uno de ellos y siempre estuvo en el lugar privilegiado que el número de su camiseta le otorgaba. De no haber sido por aquellos 40 partidos invictos que terminaron este domingo, el portero del Real Madrid ya sería posiblemente un recuerdo en la entidad de Florentino Pérez. 

Cuando de soltar perros de presa se trata, allí hay varios nombres de plumas aventajadas en España que se encargan de horadar en las mentes comunes y colaborar a que las culpas tengan un objetivo donde hacer centro. A esta hornada de celebridades no se les ocurre imaginar que aquella fortuna que vistió de elegido en algunas ocasiones al conjunto de ‘Zizou’, pueda visitar ocasionalmente a un adversario y no se aventuran a justificar un resultado adverso de manera más analítica y razonable.

El Real Madrid sólo perdió un partido ante un buen equipo de fútbol, y muy lejos de perder el campeonato se encuentra todavía. Esto es algo que se debe tener en cuenta desde la propia hacedora de cavernícolas ante de decapitar gratuitamente a hombres que lo dan todo por el club merengue como su portero titular.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!