Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT
liomessi

Martín Onti: Messi no se irá del Barça

Es obvio que no siendo el dueño de la verdad absoluta, comience por aclarar que esto es una opinión personal basada en estar cercano, geográficamente al menos, al sitio donde Lionel Messi ha desarrollado la mayor parte de su vida. No soy su amigo, pero, no existe seguidor de su carrera deportiva que no deje de sentirse de alguna manera ‘compinche’ cuando le vemos, aunque ello no nos autoriza a poner palabras que no dice en su boca.
 
A Leo le costó muchísimo haber dejado Rosario desde que Horacio Gaggioli lo ubicó en su circunstancial hotel con forzado olor a hogar. Luego, la Plaza España, las Torres venecianas, y el Montjuic en toda su extensión, fueron los primeros testigos silenciosos de su nuevo presente. Desde su estancia pasajera, fue comprendiendo con el tiempo lo que sería su futuro, y gracias a aquella atadura vial con la Ciudad Condal -la Gran Vía de les Corts Catalanes- a asociar Castelldefels a la felicidad familiar.
 
Cumplirá 20 años viviendo en Barcelona, donde su sensibilidad se amoldó a las costumbres y los hábitos fueron haciéndose a sus deseos. Creció el hombre en el ambiente del idioma caprichoso que atiza con ciertas razones y, sin proponérselo, fue sepultando a aquel niño de 13 años que, en principio, no se animaba siquiera a escaparse en soledad al Parque de Joan Miró.
 
No descalificaré lo subjetivo porque en una de esas mi propio punto de vista termina siéndolo. Sin embargo, tengo razones concretas, más allá de las expuestas, para creer que lo banal termina aniquilado por la realidad. 34 títulos más tarde, 627 partidos jugados y 718 goles convertidos, reducen el margen de equivocarme en la apreciación. Las estadísticas marcan, y Messi y el Barça se han marcado mutuamente durante 2 ensoñadoras décadas.
 
Muchas pequeñas cosas, detalles de vida y secretos que nunca serán nuestros, se podrían conjeturar para arriesgar un pensamiento más cabal, pero aquí sólo me remito a lo comprobable para justificar que, a pesar de los variados rumores del entorno, Messi no dejará al FC Barcelona hasta que él considere que su nivel futbolístico no corresponde a la máxima competencia.
 
Recién luego llegará el resto, y disfrutará entonces de los placeres de un mortal tan básico como es él. Se alegrará, quizás, con la satisfacción de pisar vestido de rojinegro el estadio del Parque Independencia; vivirá a caballo entre Rosario y Barcelona; navegará indistintamente el Paraná y el Mediterráneo, y se enorgullecerá del crecimiento de sus hijos haciendo feliz a la mujer que ama. Por todo esto, estoy convencido, Lionel Messi no se irá del Barça, porque él sólo quiere ser lo que siempre anheló ser; un hombre simple, feliz y de palabra.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!