Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

Martín Onti: Messi, el Barca y el artículo 6

BARCELONA, España. -  No es de mi gusto mezclar la política con el deporte, pero se hace menester hablar sobre ella en algunos casos. Límites o no, las situaciones que se ensucian con los entrecejos que los políticos acomodan a sus conveniencias, hacen que el objetivo a conquistar sea el menos deseado por la gran mayoría. 
 
Es de público conocimiento la intención de Cataluña de conseguir su tan ansiada independencia –o debería decir de algunos catalanes en lograrlo- sin haber medido en toda su extensión los pros y contras que esto trae aparejado. Ya en la región la economía se ha resentido al punto de que el turismo, uno de los principales puntos fuertes de sustento económico, ha disminuido considerablemente. Sin contar que aproximadamente unas 3.000 empresas han tomado la decisión de mover a otras ciudades de España, afuera de Cataluña, sus sedes directivas, con todo lo que esto trae aparejado como un marcado desempleo, escasez de oportunidades comerciales y desconfianza en un futuro prometedor.
 
¿CÓMO AFECTA AL DEPORTE ESPAÑOL LA INDEPENDENCIA CATALANA? (VIDEO)

Pero, hablando de fútbol, que es lo que a nosotros en particular nos trae por estos parajes, la situación puede acarrear un problema mucho más grave todavía. Considerando la importancia que el FC Barcelona tiene en el deporte más seguido del mundo –menos trascendencia tienen el RCD Espanyol, el Girona hoy, y los demás clubes de ligas secundarias- tomar el tema con seriedad es una obligación para el análisis de la situación de una región que tiene a la entidad azulgrana como el bastión principal, modelo y regidor en esta parte del continente europeo.
 
No es que no entienda de política, sino que no quiero entender de ella cuando los intereses paralelos obstaculizan los objetivos a favor de la sinrazón. Nada es peor que la imposición de un capricho desde el poder para la satisfacción personal y el reconocimiento de un puñado de obsoletas razones.
 
 
Pero, es evidente que las conquistas tienen sus consecuencias y de acuerdo a estas las mismas suelen tener un costo demasiado alto.  Como las leyes tienen sus normativas y estas establecen sus reglas, probablemente la que en el código español establece textualmente en su artículo 6 que ‘Para la participación de sus miembros en actividades o competiciones deportivas oficiales de ámbito estatal o internacional, las federaciones deportivas de ámbito autonómico deberán integrarse dentro de las federaciones deportivas españolas correspondientes’ se transforme en el ostracismo de Cataluña, futbolísticamente hablando.
 
No sé si Messi abandonará al Barça en el caso de declarase la independencia en Cataluña, pero lo que sí me temo es que el fútbol español abandonará al ‘Més que un Club’ en tal caso y lo dejará librado a las migajas ajenas que la Ligue 1 francesa podría gustosamente ofrecerle, puesto que tanto la Bundesliga y la Premiership no abrirían tan fácilmente sus puertas a la entidad catalana.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!