Martín Onti: “Medios y medidas”

MADRID, España.- Hay momentos en que es aconsejable pensar muy cuidadosamente en las alternativas selectivas para elegir una apropiada respuesta de acuerdo a las urgencias que haya. Las decisiones a tomar tienen que decantarse acorde a la mejor solución y así, tras una concienzuda gestión, no cabrían remordimientos tras la elección tomada.

Muy a menudo en el ambiente del fútbol existen, a lo largo de las ventanas de invierno y verano, circunstancias en que el debate en relación a la compra de jugadores se extiende con plazos diferentes que inciden en las decisiones finales. La ventana invernal, de más corta duración con respecto a la estival, trae aparejado el peligro de la equivocación en la adquisición de futbolistas con cierta rapidez.

El actual ejemplo del FC Barcelona es el que deseo traer a colación, por más que en esta misma instancia queden comprometidas también otras instituciones del fútbol español. Ocurre el "Barça", y no se puede permanecer ajeno al tema -como para empezar por algún lado- que la medular del conjunto de Ernesto Valverde no se siente tan sólidamente conformada desde la partida de Andrés Iniesta, lo cual le ha quitado esa confianza que el conjunto culé destilaba con el crack manchego sobre el terreno de juego, justamente donde nace, o nacía, el sostén del desestabilizador método azulgrana.

Siempre las urgencias en grandes clubes tienden a ser desequilibrantes, y en ellas los errores están más proclives a cometerse en los ciclos apretados que cuando hay más tiempo para pensar y evaluar soluciones. Es cierto que las grandes entidades viven de los triunfos y que para ello la conformación de plantillas bien estructuradas es un deber casi obligatorio. En ese sentido cada línea de juego tiene que estar respaldada por figuras constatadas que sostengan probadamente dicha premisa.

Desgranando al Barça de hoy, se puede decir que cuenta con dos muy buenos porteros que, de continuar ambos, nada debería preocupar a los azulgrana bajo palos. La defensa, sin embargo, si tiene una necesidad imperiosa que rellenar la zona derecha, Piqué es el único confiable por el centro y desde Holanda Matthijs De Ligt, la mejor elección del mercado hoy, exige a través de su probada solvencia la oportunidad de ser tenido en cuenta. También el hurgar para encontrar ese lateral que no aparece desde la salida de Dani Alves debería contemplarse paralelamente con la misma insistencia.

La amplia franja del medio de la que hablábamos para dar cabida a este artículo, también precisa solvencia desde el equilibrio que puedan darle quienes transiten ese sector. Se habla del otro neerlandés del Ajax, Frenkie De Jong, sin darse cuenta que la ceguera no les deja ver que tienen en Ricard "Riqui" Puig el próximo Xavi o Andrés en el reconocido potencial del canterano. Adelante, la "vejez" de Luis Suárez quizás requiera de alguien a quien apadrinar antes de que el uruguayo se retire, lo malo, es que nadie se presenta como opositor con marcadas posibilidades.

En síntesis, cada medida exige sus medios apropiados para conseguir propósitos valederos, aunque por desgracia estos suelen necesitar de conductores capaces de lograr objetivos inteligentes, algo que muchas veces no es lo que finalmente se conquista.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!