Horarios

Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Martín Onti: Los mejores

Martín Onti: Los mejores

MADRID, España.- Poner en claro lo que ha sucedido este pasado fin de semana tanto en puntos tan distantes de la geografía mundial como en el concepto futbolístico que defienden los dos mejores equipos con los dos mejores jugadores del planeta, no puede contemplar el juicio de las circunstancias de tales hechos sin aceptar que el enigma de la realidad es un plato que se sirve por separado cuando se habla de fútbol, y más aún cuando los gustos abrazan razones que se anteponen a lo que ofrecen desde hace casi una década el Real Madrid y el FC Barcelona, es decir, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Uno en Asia, decidiendo en la mística de Yokohama el título al mejor club del mundo ante ilustres desconocidos en el firmamento computable del balompié internacional, y el otro en España, en el derbi de la capital catalana, ante un equipo de menores galones futbolísticos a ojos de quien sepa sólo un poco sobre este deporte, nos mostraron el camino a tener en cuenta para afrontar un tema que se debate entre la lógica y la ilógica del fútbol.

El Real Madrid ha ganado, en la temporada en cuestión, prácticamente todo lo trascendental que se le ha puesto por delante, al menos lo considerado más importante de cara a la galería internacional, Champions League, Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. El Barça, por su parte, consiguió una Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España que los de la meseta dejaron en el camino, una de ellas por fatales errores administrativos que les sentenció para aspirar a más sobre un terreno de juego.

A nivel institucional, desde la importancia de las estadísticas, los de Zinedine Zidane lograron un rédito de mejor conceptualización deportiva, contra lo más humildes en importancia que consiguieron los de Luis Enrique Martínez. A pesar de ello, la trascendencia de los números deja a los madrileños muy por encima de los mediterráneos y cierra para muchos el debate.

A nivel individual, la historia pinta un cuadro muy distinto y obliga a pensar de verdad si las matemáticas deben tener una aceptación irrefutable en el concepto de elegir al mejor futbolista del planeta o no. El ariete portugués del Real Madrid ganó el Balón de Oro que auspicia ahora en soledad France Football y el título del máximo goleador de la Champions League. El argentino por su parte, apenas si pudo ayudar desde sus asistencias a lograr que su compañero Luis Suárez fuese el Pichichi de la Liga de España demostrando lo magistral de un repertorio técnico único en el fútbol.

La decisión sobre quién es el mejor para quienes desde sus posiciones privilegiadas votaron, ya fue tomada, y la manera de acatarla y respetarla descansa en el concepto personal de cada uno. Lo que más se parezca a la felicidad que suaviza el alma dentro de tanto desconcierto selectivo entre el atleta y el futbolista, será lo que finalmente tenga validez... sí, porque las estadísticas, dicen, gobiernan en el mundo.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!