Horarios

Sáb.Nov.16 11:00 PM EST

Martín Onti: Los límites Rojiblancos

BARCELONA, España. -  Sucede que en cada casa los tiempos siempre tienen distintos conceptos de comprensión. Lo que para algunos lo acostumbrado es un comportamiento eternamente aceptado, para otros es una necesidad que conlleva premura en los cambios. Más aún si tenemos en cuenta los días que corren donde lo que en un minuto es blanco, bien puede al siguiente ser negro.
 
Las urgencias de una época que tiene a nuestros conceptos en punta de pies, listos para abrazar cambios, nos llevan a entender a una institución que históricamente ha sabido absorber una condición secundaria, y evaluar el que ahora se quiera rebelar en contra de esas instancias, exigiendo lo que la contemporaneidad del fútbol les pide como respuesta a una realidad.
 
Esa realidad que vive el Atlético de Madrid hoy en día, es la base de un análisis que conduce a la comprensión de un presente y su lógica reacción. El ‘Atleti’ ya quiere más, no se conforma con ser ‘Deportivo 1-0’ como le hemos llamado en cuantiosas oportunidades. No por contentarse solamente con triunfar por la mínima diferencia en cada compromiso, sino porque hizo de esa premisa una idea conceptual extendida a su sufrido entorno.
 
Basados en esto, quienes alguna vez hemos pensado en la posibilidad de que el técnico insignia de los últimos años, Diego Pablo Simeone, sea cuestionado por su propia gente, en poco estábamos equivocados.
 
Sin embargo, creo, ese momento ha llegado con la inclusión del portugués Joao Félix Sequeira a sus filas. Algo en el futbolista luso ha disparado las alarmas que comienzan a poner contra sus propias cuerdas al entrenador argentino. Muchas pueden ser las alternativas para que esa cisterna de aguas calmas, de repente tienda a convertirse en mar tormentoso.
 
Las ideas van cambiando porque, entre otras tantas, el nuevo recinto lo pide. Ya en una residencia de lujo como el Estadio Metropolitano, el habitante se aburguesa, mira sus paredes y se siente con la razón de su lado para exigir caviar en lugar de merluza. Jan Oblak obliga más aún desde la portería; Giménez y Trippier desde la defensa; Koke y Saúl desde el medio; Diego Costa arropando a Joao Félix desde arriba y todos ellos empujando al ‘Cholo’ desde el terreno de juego.
 
Los límites van tendiendo a cambiar en la entidad rojiblanca, ahora se intenta acercarlos a la alegría. Se pretende un equipo más vistoso, más acorde a uno de los tantos escenarios en que su presidente, el cineasta Enrique Cerezo, suele moverse. El Atlético de Madrid quiere abandonar la casa del espanto que el sufrimiento contagia y transformarse de repente en el Cirque du Soleil que su gente justificadamente ambiciona.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!