Horarios

Martín Onti: Los ”Iscos”, el fútbol y el virus

Es asombroso, pero a la vez necesario, que hoy debamos tener en cuenta novedosos y numerosos hechos para poder determinar una realidad, o al menos, comparada con la de tiempos pasados, para medir el alcance de los acontecimientos. El Coronavirus, que tiene el autoritario derecho para ser el baremo de medición obligado, marca la nueva historia a respetar.
 
Bajo estas condiciones, el ser humano no puede abstenerse de este presente, ni aún siendo futbolista. El respeto mercantil que impone el fútbol, una de las pocas profesiones obligadas a violar las leyes del temor a la Covid-19, también sufre en los campos, en los vestuarios, y en cada entorno de quienes se mueven alrededor del balón.
 
Mantener un norte existencial que nos ligue el júbilo de un pasado no tan lejano, requiere de esa permisividad que la televisión nos acerca semana tras semana. Las imágenes nos recrean un disfraz que la realidad de los protagonistas niega naturalmente cuando las cámaras se apagan.
 
La vida que están obligados a llevar jugadores, técnicos, y hasta auxiliares secundarios que se mueven en cada institución, no les absuelve de la precaución por la que deben regirse ni menos de las consecuencias que algunos no pueden sobrellevar por distintos motivos las 24 horas del día. 
 
Francisco Alarcón, ‘Isco’, el mediocampista del Real Madrid, y sólo por nombrar a uno identificable dentro de un gran número de jugadores, nos hace pensar que las circunstancias absorben una personalidad y nos entregan este hombre que va y viene por el campo sin el sentido que un futbolista de sus cualidades tiene; o al menos tenía en tiempos de una normalidad que ha cambiado.
 
Dentro de una amplia lista, Isco ha ido mutando su propuesta futbolística como algunos otros desde el inicio de la pandemia y, se nos ocurre, que bien puede ser que el virus, y su influencia física y mental, sea la causa de este comportamiento que los hace pares dentro de un terreno de juego, no el influjo de su pareja.
 
Hoy la paciencia y la comprensión, nuevas direccionales de la conducta humana, tienen que pesar lo correspondiente a la hora de cualquier tipo de juicio. Ponerse en la situación ajena para entender las vivencias del otro, debería servir para comprender el alcance del virus en el fútbol y, sobre todo, en cada uno de los ‘Iscos’ de estos tiempos, no solamente del mediocampista del Real Madrid.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!