Horarios

Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mar.Nov.10 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST
Jue.Nov.12 12:00 AM EST
Mié.Nov.18 12:00 AM EST

Martín Onti: Lo que diga Messi

BARCELONA, España.- Messi. Lionel Messi es sin lugar a dudas el personaje más indiscutible que existe en el fútbol mundial en la actualidad. No se intente poner a nadie cercano a él para medir sus condiciones, porque es de inútil comparación desde casi todos los ángulos cuando se toma un baremo relacionado al balón. Mucha gente interpreta de manera equívoca una postura ‘messiánica’ en este capítulo, abogando por la rivalidad competitiva de grandes jugadores, como Cristiano Ronaldo, para discutirle el puesto de rey indiscutible en este deporte.
 
Para aquellos que así lo consideren, y sin encontrar al atacante portugués de la Juventus como uno más del montón, sí puedo decirles que si el Real Madrid le dejó ir hace una temporada atrás rumbo a Turín sin hacer extra esfuerzos por retenerle, poco más podría, o debería, agregar para fortalecer mi opinión. Algo que el Barcelona seguramente no haría, a menos que la lapidaria vejez llegue antes que una considerable oferta por ‘La Pulga’ o este desee emigrar a otros lares previsibles. 
 
Ni siquiera este Messi podría ser cotejado con el Messi de temporadas anteriores. El de temporadas pasadas no tenía la madurez que el de hoy ha adquirido. Aquel hablaba sin saber mucho lo que debía hacer con las palabras y este ya tiene una noción de la intención final, muy a pesar de que el léxico no ayudara al antiguo ni ayude tanto al de esta versión capitán de su club y de su seleccionado nacional.
 
Messi no condena con su lenguaje, menos aun lo hace con sus frases de tendencia conciliadora. No es su propósito destacar con el verbo, sino enfatizar con la simpleza de hechos sus deseos en una etapa en la que ya sabe exactamente lo que quiere. Eso tiene la adultez del ser humano. La preocupación, su evidente timidez y su temor al contacto directo con la gente van sumándose positivamente para derrotar a los retos que va superando con sólo la verdad por delante y desprovista de condicionantes.
 
Le ha llegado al argentino ese momento de paz interior sostenida en una capacidad profesional reforzada por su bienestar familiar, por saber que es el mejor y que no necesita demostrarlo hoy ni mañana tampoco. Hoy más que nunca a Messi le da lo mismo la rivalidad que se le propone con CR7, eso ha pasado definitivamente a territorio que no es el suyo, el luso le sirvió en un capítulo deportivo de su vida y eso ya es recuerdo sólo en una dirección.
 
Leo lleva la batuta de la orquesta azulgrana casi sin querer, sin darse cuenta que si estornuda el Camp Nou se resfría y Can Barça se hunde en la tristeza, que el desamparo castiga a todo el barcelonismo y el fútbol todo se pone a temblar de incertidumbre. El sóleo, prefiero aceptar que es el maldito sóleo, tiene a toda España patas arriba en desconcierto y al mundo futbolístico preguntándose cuándo regresa a los campos de juego. Por todo esto, y algunas cosas más, Lionel Messi es el puto amo.
 
Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!