Horarios

Martín Onti: Las actitudes de Sergio Ramos

Uno preferiría que hubiese un total contenido de falta de inteligencia en el comportamiento de cierta gente, mucho antes, incluso, que la idolatría que podría contemplarse hacia ellos aterrice en los infiernos de la vergüenza. Los nombres bailan en nuestros listados personales, pero, hacer centro en la realidad es lo más aconsejable para identificar ciertos casos.

Es real que Sergio Ramos muchas veces limita con lo ‘chulesco’, casi siempre fue así aunque entendamos su comportamiento glamoroso desde el análisis de quién es como jugador de fútbol. Sin embargo, no debe escapar a nuestras conciencias que un futbolista es sólo una persona, y nada más. Que sus actos serán juzgados desde el lado humano hasta que no estemos sentados en la acera de enfrente.

Jugar al ‘exclusivo’, no es un papel que le sienta como anillo al dedo al andaluz desde la cuna. Más aún, él tiene la difícil misión, como deportista de élite que pertenece a una gran institución como el Real Madrid y capitanea a la Selección de España, de dar un ejemplo para aquellos que pretenden verse reflejados en él.

Lo del defensa sevillano va tomando, con el paso del tiempo y por lógica, la pendiente que todo atleta debe rigurosamente atravesar antes de enfrentar los días de retiro. Es fácil ponerse del lado de Ramos cuando quienes opinan se calzan su misma camiseta, pero es más sensato pararse en el medio y medir las acciones del jugador de Camas para ser fiel al concepto de la imparcialidad, sobre todo cuando se debe juzgar con criterio razonable.

Se sabe que Sergio Ramos está en el medio de un litigio contractual con el Real Madrid en el final de su carrera, y este hecho puede que cuente para entender el dolor que significa verse más cerca de vestir pantuflas que botas de fútbol, y aunque de poco le sirva a él este antecedente como tabla de salvación en un mar donde el egoísmo es la ola mortal que amenaza un comportamiento deportivo que debiera ser ejemplar.

El capitán Ramos, que ‘no pudo’ jugar ante el Celta en LaLiga, decidió hacer valer su rango ante Luis Enrique Martínez para estirar un récord que no tiene más peso que el estadístico y banal, y en esto, el técnico de ‘La Roja’ también se transforma en cómplice comprometido. La lucha por conquistar objetivos también de mide con el baremo de la dignidad y en este apartado Sergio Ramos, y quienes le secundan, han quedado en deuda.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!