Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT

Martín Onti: La suerte y la mentalidad

He leído una entrevista que recientemente se le hizo a Xavi Hernández en relación a un poco de todo, pero, cualquier diálogo que se atreva a rozar el tema deporte con el ex mediocampista del FC Barcelona, tiene direcciones que inevitablemente conducen al fútbol y consecuentemente a enfocar en la entidad catalana como objetivo inconscientemente señalado.
 
El "paseo deportivo" expuesto y tirado de las riendas por DjMaRiiO, el entrevistador en cuestión, no admite equivocaciones en la consecuente postura del hoy todavía técnico del Al-Sadd qatarí. A través del mismo, se hace fácil por momentos arriesgar nuestra opinión a sabiendas del pensamiento siempre coherente del joven estratega catalán.
 
Esa coherencia, por otra parte, debe entenderse expresada de cierta manera unilateral cuando de un enamorado de sus orígenes como Xavi Hernández se trata. No exageraré diciendo que él abusa de un cierto ‘forofismo’, pero tampoco podría dar el consentimiento a ideas que no son del agrado de mucha gente del ambiente, incluso de una porción del amplio entorno culé.
 
El punto de vista del ex capitán blaugrana debería ser analizado teniendo en cuenta su irrefutable condición de sentirse parte histórica del ‘Més que un Club’. Una óptica que lo llevó, quizás infundido por el lógico miedo del hombre responsable, a negarse a entrenar al Barça ante el forzado despido de Ernesto Valverde meses atrás, lo que condujo a la contratación final del entrenador cántabro Quique Setién.
 
Asentado en una mejorada experiencia que no es tal como se la pinta, y más allá del temor al fracaso que habitaba en su cabeza y que sirvió, en apariencia, para disipar miedos, Xavi se aupa a su valentía para ir abriendo el juego que terminará seguramente con él como técnico del FC Barcelona independientemente de éxitos o fracasos.
 
Se explaya con sus palabras por la suerte de algunas instituciones para conseguir objetivos, y se escuda en el infortunio de la esencia modélica de su club para justificar que el Barcelona no haya conquistado más trofeos en la ‘Era Messi’, sin ahondar en la importancia de la mentalidad que unos y otros han tenido para la consecución de sus logros.
 
Lo que Xavi Hernández parece no contemplar en toda su extensión, es que si bien la suerte se desea como una necesidad para alcanzar trofeos, la mentalidad es el motor que genera esa cualidad que la fortuna admira y por ende premia.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!