Horarios

Martín Onti: La religión del chisme

MADRID, España.- Soportar un final de campeonato en España como el que acaba de concluir, ha sido un poco soportar el tormento de lo aburrido y tedioso. Uno de los peores torneos de los últimos años donde por más que se le intentaba poner algo de emoción con la posibilidad del humilde Getafe aspirando a Champions League o la incertidumbre de quiénes descendían de categoría, no alcanzaba para tener al aficionado en pie sobre un interés inexistente.
 
Lo peor de todo este ‘tinglado’, al del entretenimiento general de un pueblo me refiero, a ese esperpento circense que hay que mantener con vida para alimentar una tradición ancestral y necesaria, es que hay opciones impuestas para entretener y mantener en vilo el interés de lo que se mueve alrededor del deporte, del fútbol en nuestro caso.
 
El gran invitado a la palestra religiosa que impone el balón en este tipo de situaciones, es sin duda el chisme. El chisme, los dimes y diretes adjuntos históricamente al fútbol, sirven para la distracción cuando las realidades se han terminado y la verdad emerge en forma de silencio devastador precediendo a la tristeza ineludible.
 
El auge del fútbol británico, con todo los aditamentos que ha servido para que la Premier League inglesa sea la nueva niña bonita del firmamento futbolístico, sumado a la deplorable campaña que han hecho los equipos españoles esta temporada, nos conduce a recapacitar de inmediato sobre un presente que no se pudo avizorar en un pasado reciente por variadas y variantes causas de fondo y forma.
 
Así, llegado este punto, aparece de repente -vuelve a aparecer mejor dicho- Kylian Mbappé. Cuando ya nada sirve para recomponer la actualidad preocupante de LaLiga, se hace necesario apuntar a un objetivo que tenga viabilidad palpable para volver a aferrarse a algo creíble con visos de prometedor futuro y allí está la joven estrella parisina.
 
Sus recientes declaraciones, sobre su inmediatez deportiva y un posible movimiento a otro lugar que no sea el PSG galo, han servido para que el show recupere su ‘sensatez mediática’. Al menos y por unos días la noticia con vestidura merengue sobrevolará los cielos de la liga española para hacer soñar con una alta competencia que se podría guiar desde los pies de Lionel Messi y Mbappé de cara a la próxima temporada.
 
A falta de un único partido de Mbappé en la liga francesa, el ganador del premio a la Bota de Oro alarga unos días mortecinos en España, donde una final de Copa del Rey por decidir con mediana importancia no mueve los amperímetros emocionales del aficionado local. Trabajar enfocados en la venidera campaña y con el British Football como ejemplo a superar debería ser el objetivo inmediato y mandatario de LaLiga.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!