Horarios

Mié.Oct.21 12:00 AM EDT
Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Foto: Getty Images

Martín Onti: La Madurez de Neymar

MADRID, España.- Tiempo muy frío en España. Apetece un buen cocido y la tentación es mayor cuando uno pasa cerca de esas fondas en que la televisión invita a sentarse en una de sus mesas y degustar un buen plato caliente mientras se trasmite un partido de fútbol. Viene a ser que para la ocasión un Barça-Athletic de Bilbao es el indicado esta vez, para disfrutar de ambas cosas. Menudo y merecido regalo se hace uno de tanto en cuando.
 
 
 
 
La tranquilidad del lugar acerca el análisis sin presiones extras y, desprovisto de juicios partidarios, se leen las alineaciones del juego, sobre todo la de un Barcelona en la que se expone la pérdida del miedo, o de las posibilidades de pelear el título, para Luis Enrique Martínez.
 
Con esa disimulada liviandad con que a veces uno enfrenta las situaciones límites, escondiendo el temor a lo que se ve venir, el técnico asturiano del conjunto culé decidió alinear un once alternativo en el que ni él mismo confiaba. A los hechos me remito y a su suerte me refiero, porque con lo que vimos en el Camp Nou la razón bien podría haber quedado de nuestro lado de no haber sido por esa cuota indispensable de fortuna que ayudó al Barcelona ante una escuadra vasca cuyo mayor vicio fue la ineficacia frente a Ter Stegen.
 
Sin embargo, el encuentro sirvió para ver la importancia capital que en el sistema de los azulgranas comienza a evidenciar Neymar. Más trascendente que nunca, el delantero brasileño tira de protagonismo y, sin competir con Messi en lo significativo que se transforma para Luis Enrique, demuestra como cada día que pasa suma para agigantar su imagen de pieza crucial y valiosa junto al argentino.
 
 
 
 
Lo de Neymar ya pasa a ser notable en el fútbol español, y no deberíamos ser tan necios para seguir negando su proyección de juego en ascenso y su desestabilización del adversario en provecho de su equipo. Sus estadísticas avalan su juego, y si bien desde que arribó al fútbol español hemos descubierto primeramente su infantil histrionismo, el tiempo ha ayudado al paulista a crecer y madurar individualmente en su propuesta futbolística y al Barcelona en sus objetivos generales.
 
En un fin de semana un tanto atípico desde la óptica climática en Galicia, donde la inclemencia del tiempo dejó sin posibilidad de ver dos partidos de fútbol -el Deportivo de la Coruña-Betis y el Celta-Real Madrid- El Barcelona, también ahora de Neymar, aspira a luchar por el título en una Liga que tiene color más blanco que la nieve misma.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!