Horarios

Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST
GRAF437. MADRID. 24/08/2019.- Los jugadores del Real Valladolid celebran el gol del empate ante el Real Madrid, en el partido correspondiente a la 2ª Jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

Martin Onti: La inoperancia y el respeto

MADRID, Espña.- Lo del Valladolid en el Santiago Bernabéu, bien podría ser llamado gala de respeto en lugar de obediencia al miedo. El conjunto de Sergio González terminó sacando un único punto, en un partido que podría haber ganado si ese último sentimiento innato de temor no se hubiese apoderado de sus ofensivos. El Real Madrid pecó de inoperancia futbolística, aunque esta tenga la debida explicación en una gestión que nace en la confusión que parece adueñarse de Zinedine Zidane.
 
La impresión que se tiene cuando este tipo de encuentros se estudia desde la consabida experiencia de un equipo y la especulación del otro, no tiene mejor comprensión que sobreponer los valores intrínsecos de los participantes a los reales escenarios que el desarrollo del juego propone.
 
Las estadísticas sirven, a veces, para confundir las mentes. El origen de la historia suele ser inviolable desde la certeza que dan los números, sin embargo, eso no significa que deba darse por hecho una teoría. En este caso la situación de local y los resultados que condenaban a los visitantes históricamente, no implicaba que con lo necesario y suficiente los de Zidane se quedarían con los tres puntos.
 
En realidad, puede que el triunfo ante el Celta de Vigo la semana anterior, en el inicio de LaLiga, haya servido sólo para cargar de una errónea confianza al Madrid para el debut en casa, puesto que eso se paga en el fútbol.
 
Algunas alternativas nos hacían presagiar que la conocida pegada de los blancos volvería a ser letal para acumular una conquista fácil para continuar en el liderato del torneo, pero, todos, incluidos los mismos vallisoletanos, nos equivocamos de cabo a rabo.
 
Me temo que el mal necesario que fue la incorporación de ‘Zizou’ Zidane como técnico a finales de la temporada pasada, era preciso para descartar un regreso triunfal tras tantos éxitos previos a dicho retorno, sobre todo cuando la gloria no tiene visos de esa hambre hoy inexistente en la entidad blanca. Las aptitudes del técnico francés vuelven a ponerse en entredicho, en cuanto a la conducción de un equipo, y estos hechos no hacen más que corroborar aquellas viejas dudas.
 
Para ser sincero, el castigo fue más una actitud masoquista del Real Madrid que no supo, no quiso, o no pudo sentenciar al Valladolid por derecho adquirido en el terreno de juego. La escuadra merengue fue la principal protagonista y perdonó en demasía a quien entre el pánico y el respeto terminó robándole un empate que suena a mucho desde la historia, pero, poco desde la realidad. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!