Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Martín Onti: Hecatombre en España

MADRID, España.- Bien podríamos titular, sin explicar los pormenores, que esta Copa del Rey significa una verdadera hecatombe para el fútbol español. Que cuatro equipos que no se esperaban en semifinales acudan a estas instancias, dicen mucho de lo que quienes estamos en esta plaza hemos visto venir desde hace un buen tiempo. A nadie debería extrañar esta situación, ni siquiera a quienes podrían haber estado esperanzados en sueños epopéyicos.
 
 
Que el Granada, el Mirandés, la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao hayan accedido a estas posiciones finales realmente sorprende. Decimos esto, no porque se le quiera quitar méritos a los cuatro semifinalistas de esta Copa del Rey, sino para poner en perspectiva condicionantes que nos obligan a pensar seriamente en la dirección a la que se dirige un negocio llamado fútbol.
 
Nadie puede pensar, y aceptar, sin hurgar en la herida que provocan los hechos, que el Valencia, El Real Madrid, el Barcelona y el Villarreal –aunque el verdugo de estos últimos haya sido una acotadísima entidad, económicamente hablando- hayan abandonado el segundo torneo más importante de España sin irrefutables y cabales razones.
 
Terminada la etapa de cuartos de final de esta Copa, uno tiene la inquietud de preguntarse el por qué de un momento que cuesta comprender. No ya por las derrotas inesperadas en sí, sino porque sería de lógica lectura intentar encontrar una explicación satisfactoria que va más allá del juego en si mismo y que apenas si se debe relacionar a lo lúdico que ofrece el fútbol.
 
 
Puede que desde esta perspectiva, andaluces, burgaleses, donostiarras y vascos hayan merecido pasar de ronda gracias a la justificación deportiva de merecimientos futbolístico. Pero, sin desconocer el mérito de los clasificados, se nos hace un deber encontrar los motivos que justifiquen la victoria del débil sobre el fuerte en una serie de cuatro partidos de coincidencias asombrosas que nos dejan pensando y buscando la razón valedera y contundente.
 
La hecatombe a la que hacemos referencia, en estos casos, tiene bases que sólo pasan tangencialmente por el juego, por la validez que el gol en las redes adversarias justifica como respuesta. Sin embargo, y para ello, uno no puede pasar por alto las exigencias, las presiones y las urgencias a la que están sometidos los grandes equipos como los eliminados en cuestión.
 
Una revisión importante, desde todos los puntos que el fútbol contempla, se hace obligatorio para entender cada arista que hace al gran comercio que resulta el fútbol y que se verá arruinado, aunque no lo queramos aceptar de inmediato, esta temporada en la Copa del Rey.
 
Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!