Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST
Martín Onti: ¡Hasta la próxima Liga!

Martín Onti: ¡Hasta la próxima Liga!

MADRID, España.- En un artículo escrito con anterioridad a que se jugase la última jornada de la recientemente finalizada liga española –ver ‘A un palmo del título’- dejábamos bien en claro que esto sucedería. Cualquier acción de juego dudosa a favor del Real Madrid ante el Málaga, significaría alimentar la hoguera de las suspicacias. Visto lo sucedido al minuto 34 del encuentro no nos equivocábamos, cuando repasando ese centro de Benzema que pasa por debajo de las piernas del defensa venezolano Mikel Villanueva, el balón llega a Cristiano Ronaldo para su posterior disparo a portería que desvía el camerunés Carlos Kameni.

Hablar ahora de un posible "arreglo" para que el Real Madrid encaminase su conquista placentera en la Rosaleda ante los hombre de Michel González, sería, y es, una nota de color más de las que se tiñe el fútbol en cualquier lugar del planeta. Hay que acordar que bajo las mismas o similares condiciones, en que dos equipos llegan a una instancia final y a un partido decisivo con instituciones que nada se juegan en el torneo, suelen acontecer hechos como este.

 

Es evidente que sea lo que haya sido, nada cambiará la historia ya escrita, y no me refiero al partido del Real Madrid frente al Málaga , sino a la de un título merecido del conjunto de Zinedine Zidane que ya tenía en la "buchaca" un trofeo que justificó a lo largo de la temporada, más allá del nerviosismo lógico de la afición merengue que se perdía en la falta de objetividad de la situación por el cariño que pregona a su club.

Para mayor sarcasmo, decíamos que desde hace tiempo el Barcelona, el último enemigo en el camino hacia el título blanco –antes habían desaparecido con mucha antelación el Atlético de Madrid y el Sevilla- había perdido su ínfima posibilidad de lucharle la Liga al Real Madrid justamente cuando sucumbió ante este mismo rival que le otorgó su justo y meritorio primer galardón en el pasado lustro a la entidad de Florentino Pérez, algo que ya es parte del anecdotario futbolístico español.

Ya no se puede discutir que si Mikel Villanueva dejó pasar el balón por debajo de sus piernas o que al Barcelona le favorecieron con 9 penaltis a lo largo de la liga contra ninguno en su contra, ni que uno marcó 105 goles con la MSN contra los 66 de la BBC. El Real Madrid de Pérez, de Zidane, de Ramos, y todavía en algo de Cristiano Ronaldo, es el campeón de España le pese a quien le pese. ¡Hasta la próxima Liga!

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!