Horarios

Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Martín Onti: Este nuevo Lionel Messi

Puede que ambos salgan indemnes tras esta pandemia. El resultado final de la afrenta sólo tendrá lectura clara toda vez que la Covid-19 opaque su amenaza y la normalidad sea toda una realidad. La advertencia de Lionel Messi contra Quique Setién es la dudosa incógnita que la temporada resolverá allá por el mes de septiembre, o quizás antes a tenor de las circunstancias.

Hasta ahora, para quienes hayan podido entender el idioma de mutismo que ha ido rompiendo el capitán del FC Barcelona, la prudencia de los hechos que exige el momento gobierna sobre las consecuencias, pero eso sí, sólo por ahora.

En modo adultez tan repentina como inesperada, Messi ha ido desempolvando un carácter que, les aseguro, nos tiene un tanto sorprendidos a muchos. El futbolista argentino ha desarrollado, sobre todo en los últimos años, un comportamiento personal que se inició previo al Mundial de Rusia y que luego explotó en aquella rebelión contra la Conmebol durante la pasada Copa América de Brasil que le significó una sanción de 3 meses.

A partir de entonces, la exteriorización de esta "nueva personalidad" de Messi nos ha permitido juzgar sus intervenciones desde una perspectiva diferente. Sin ahondar en el origen del cambio en su comportamiento, donde muchos pueden ser los motivos para justificarlos, si fuese oportuno intentarlo correspondería hacerlo desde una mirada donde las relaciones personales del ser humano con su entorno, y dependiendo de cada uno, tengan incidencia sobre el futbolista.

En síntesis, de un tiempo a esta parte las reacciones que Lionel Messi ha ido dejando al descubierto, al margen del juicio correspondiente al estudio del comportamiento humano, tienen un antes y un después de un momento puntual que merecen un estudio sobre la exteriorización de una conducta que, yendo en profundidad, hasta debiera considerar el apasionado beso con su mujer que expuso ante los ojos del mundo.

Así como no mucho tiempo atrás, el tema de las susceptibilidades heridas de la directiva de Josep Maria Bartomeu y de las declaraciones de Eric Abidal contra un grupo de jugadores azulgranas fueron rebatidas casi agresivamente por el argentino, hoy, el tema de cómo debe jugar el Barça tiene tintes similares cuando contradice un sistema de juego con el que, evidentemente, no está de acuerdo.

No cambiaremos la historia porque el presente nos deja ver quien es quien en el ambiente del fútbol actual. En este Barcelona post pandemia, Messi, por ahora y con munición liviana, trata de hacerle comprender a Setién que la teoría no siempre resulta productiva en la práctica. Por lo tanto, lo aconsejable es ir tomando nota mientras esta atípica temporada sigue su curso indefinido.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!