Foto: Getty Images

Martín Onti: Este hoy que será el de siempre

MADRID, España.- De tener la personalidad de Cristiano Ronaldo, la cual no voy a poner en tela de juicio más allá de lo necesario, no creo que la noche del domingo haya sido placentera en las sombras de Turín. No porque al portugués le traiga mal su vida actual a nivel familiar, ni deportivo. En ambos aspectos le sobran razones para sentirse un agraciado por la vida.

Sin embargo, y todos lo sabemos, el atacante luso de la Juventus es un hombre tan competitivo que no sólo jamás renunciará, menos en su fuero interno, a que él no puede llegar a ser considerado el mejor futbolista del mundo mientras esté en actividad Lionel Messi, sino que continuará pregonando a los cuatro vientos que sí lo es aunque el baremo sea Messi.

En este imposible radica su estar allí hasta la última bocanada de aire de que disponga. No veremos jamás a CR7, muy seguramente, callar en sus posturas para dejar saber a quien le escuche que él es el mejor… y muy a sabiendas que en la Pineda de Gavá, sobre la costa del mediterráneo barcelonés, descansa sin alterarse quien le ha quitado el sueño desde su aparición en el fútbol mundial.

Compartir espacio y tiempo con Messi ha sido, evidentemente, para un jugador como Cristiano Ronaldo, el peor castigo posible a su ego. No aceptará jamás una verdad que el Benito Villamarín anoche sentenció ante el mundo entero. Este hoy no podrá alterarse jamás, ni siquiera con la desaparición del capitán del Barça de los campos de juego mañana mismo.

Si hay algo que nosotros, los de la periferia futbolística, debemos agradecer, eso sí, al delantero de la Vecchia Signora, es que sea un referente para engrandecer la figura del astro blaugrana. Cristiano Ronaldo siendo un jugador de 10 puntos desde su impoluta condición física y mental, goleador infalible, guerrero implacable y temor de planteos tácticos para los técnicos rivales, no hace más que sentar en lo más alto de esa predilecta atalaya de dioses deportivos a Lionel Messi.

Cada uno de los amantes del fútbol, lo hemos recalcado en infinitas ocasiones ya, debemos agradecer ser parte de esta historia que en el mundo del balón está escribiendo el argentino. No podría orientar otro artículo desde un ángulo diferente, desde el cual no lo haya hecho con anterioridad, para poner un foco más claro y profundo a la vez, que nos de la exacta dimensión de lo que es Messi, y no sólo como jugador de fútbol.

Somos agraciados por la época que nos tocado en fortuna compartir. Somos testigos en primera línea de estar disfrutando a un temible artillero, a un atleta de cotas inalcanzables, a un luchador que jamás baja sus brazos, a Cristiano Ronaldo…  y luego viene Lionel Messi para elevar lo indescriptible del portugués a un nivel que no deja adjetivos en pie. Gracias Universo!

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!