Horarios

Martín Onti: Esas extremas coincidencias

MADRID, España.- Suele suceder que las coincidencias pueden resultar inoportunas y, a veces, no tener alternativas de solucionarse para bien de una causa. Un equipo en este caso, el Barcelona, como también ocurre con el Real Madrid, tienen una casi ‘tan maldita como bendita’ simultaneidad en un puesto en el que sólo puede jugar uno. Allí, en la posición de portero, donde tanto azulgranas como merengues poseen, entre las dos instituciones, 4 de los mejores 10 guardametas del mundo, la incertidumbre se burla de la suerte.
 
En la actualidad, cada partido para Ernesto Valverde como para Santiago Solari debe ser un momento al que no desean llegar sin tener la inmediatez del olvido cercana. Contar con dos eximios porteros para que sólo uno de ellos salte al terreno de juego, debe ser una de las más desgastantes situaciones para un entrenador. Inapropiada de cierta forma para ellos, seguramente, pero bendecida a la vez por saber que esa demarcación tan crucial está bien protegida. 
 
Marc-André ter Stegen y Jasper Cillesen en el Barça, son un cheque al portador de la tranquilidad en la que descansa la entidad catalana. Thibout Courtois y Keylor Navas, en el Madrid, otorgan por igual, con sus credenciales futbolísticas, las mismas seguridades en la retaguardia de los madrileños.
 
Desgraciadamente, desde el más que comprensible punto de vista de un deportista profesional, apasionado como debe ser para la práctica del deporte al que se dedica, al que ama, no pueden desear otra cosa que ser siempre los titulares en cada partido, en cada práctica y en cada imaginable situación de juego.
 
Fortuna o desgracia que les ha tocado enfrentar tanto al ‘Txingurri’ como al ‘Indiecito’ y con la que deben lidiar inteligentemente para la complacencia de dos entidades que exigen siempre los triunfos de los que viven. Una posición para la que se ofrecen dos alternativas virtuales de validez física sólo para uno. 
 
Las inoportunas coincidencias de tener que decidir entre el alemán o el neerlandés en el Barça o entre el belga o el costarricense en el Madrid y ninguna otra posibilidad de conciliaciones, nos lleva a apreciar la traumática postura de sus técnicos. Así son sus carreras deportivas para todos ellos. Ese el destino que debe aceptarse por sobre las decisiones ajenas, sean acertadas o erróneas para quienes deban tomarlas.
 
Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!