Horarios

Jue.Ago.06 12:00 AM EDT
Sáb.Ago.08 12:00 AM EDT
Mar.Ago.11 12:00 AM EDT
Mié.Ago.12 12:00 AM EDT
Vie.Ago.14 12:00 AM EDT
Mar.Ago.18 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.12 12:00 AM EDT

Martín Onti: El mundo paralelo de Sergio Ramos

Nadie más que nosotros mismos terminamos siendo nuestros propios verdugos. Simplemente por no intentar impedir, del modo que nos competa, la desmedida diferencia de los mundos paralelos en que vivimos, pasamos a ser culpables de este despropósito salarial del mundo del fútbol en el que, equivocadamente, sólo nos consideramos espectadores.

Sergio Ramos llega el próximo 30 de junio al término de su contrato con el club de Chamartín y, en vista de ello, ya se plantea la revisión de su compromiso contractual. A sus 34 años, el zaguero andaluz ejerce una cierta presión desde sus 68 goles en 16 temporadas contra los 67 de Ronald Koeman en apenas 6 con el Barça; con su calidad de futbolista indiscutible de por medio; y sus títulos con el club y la selección española, para renovar su relación laboral con la entidad que preside Florentino Pérez.

Bien, hasta aquí, sentadas las pautas, pasamos a los números correspondientes para darle sentido a los párrafos anteriores en que presentamos las causas, los causantes y lo efectos camino a una conclusión.

En la actualidad, amén de que en varias ocasiones hemos remarcado la exuberancia salarial en la que navegan los futbolistas profesionales, comparada al gran resto de los mortales, sentaremos los números de Sergio Ramos, que sin ser el mejor pagado en el Real Madrid –privilegio que ostentan Gareth Bale y Eden Hazard- nos dan una idea del despropósito de los cuales hablamos y que, a sabiendas, alimentamos desde nuestra afición futbolística.

En su mundo paralelo, Sergio Ramos gana hoy, es decir, viene ganando en los últimos años, la friolera de 12 millones de euros por temporada, sin tener en cuenta aquí sus convenios comerciales, ni aquellos premios que, agregados a sus emolumentos básicos, nos darían una desconsiderada cifra final sólo por pegarle bien a una pelota de fútbol.

Hablamos, sobre todo en los tiempos que corren, de la preocupación económica del defensa del Madrid, como bien podríamos hablar de muchos otros jugadores profesionales de fútbol cuyas cuentas bancarias exultan holgura y confort. Sin embargo, la desproporcionada relación que el sistema admite como lógico, siendo que las normas ignoradas por la sociedad deberían serlo, nos llama a esta triste reflexión.

Probablemente nada cambie. Muy seguramente así sea. Los Ramos, y tantas otras figuras del fútbol mundial, seguirán ‘amarrocando’ dinero por castigo y al amparo de quienes hacen mayores diferencias que ellos. Eso sí, que sepan que aún presionados por las circunstancias no desconocemos el negocio, sólo que todavía somos demasiados cobardes para enfrentarlo abiertamente.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!