Horarios

Mié.Nov.25 12:00 AM EST
Jue.Nov.26 12:00 AM EST
Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Foto: Getty Images

Martín Onti: El mejor Soy Yo

MADRID, España.- Es verdaderamente incomprensible que habiendo ganado absolutamente todos los máximos trofeos en el año 2016, el portugués Cristiano Ronaldo no tenga el unánime reconocimiento que se merecería un futbolista tras haber sido galardonado con el Balón de Oro y el nuevo premio de la FIFA, ‘The Best’, en una misma temporada. 
 
 
 
 
En realidad algo no está bien con esto y el ejemplo nos sirve para tratar de entender lo inconcebible que a veces pasa en la vida con el comportamiento del ser humano. Que el mismo personaje deba alabarse jactándose de su fortuna, a la de obtener el trofeo a mejor futbolista por parte de la FIFA me refiero, es la más probada de las reacciones de una persona egoísta, engreída y, sobretodo, dolida con gran parte de esa sociedad que le niega respeto.
 
Cuando Cristiano Ronaldo, tras la entrega del premio no tardó en buscar a quien gritar su dolor mencionando la frase ‘La verdad es que el premio The Best fue para 'the best', que soy yo’, el portugués no hizo más que dejar al descubierto esa sensación de chico desprotegido y con carencias, aunque sea uno de los deportistas más acaudalados del planeta.
 
 
Cuatro Balones de Oro y este ‘The Best’ que ha conseguido a lo largo de su fructífera carrera deportiva, más las Botas de Oro, los Pichichis, y sus cuantiosos títulos de campeón con sus equipos, no han servido para paliar ese desconsuelo que viaja en perpetuidad con él. Sabedor en su fuero interno que existe alguien mejor en esta profesión, no se permite ser todo lo feliz que muchos son con tantísimo menos.
 
 
 
 
Vuelvo siempre, recurrentemente, a la comparación entre los célebres músicos de la Corte Imperial de Viena alrededor del 1800, Antonio Salieri y Wolfgang Amadeus Mozart y al ejemplo de la desgracia que le tocó vivir al incansable trabajador Salieri por tener que compartir época con el genio de Mozart. Algo así como la fatalidad del atleta luso yendo eternamente a la zaga del insuperable artista argentino.
 
En ese acotado espacio, y por más que el 2016 haya sido el mejor año de todo el alargado periplo futbolístico de CR7, el silencio de ‘La Pulga’ es demasiado ruidoso para The Best… y todos lo sabemos.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!