Horarios

Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST

Martín Onti: El Hombre del Saco

MADRID, España.- Hace mucho tiempo atrás nuestros abuelos y nuestros padres intentaban asustarnos, e inclusive hasta algunas personas de nuestra generación continúan haciéndolo con sus hijos, con el mito esperpéntico de invocar al "Hombre del saco". Infundir un estúpido miedo que servía de corrector moral a la frágil conducta de los niños, aterrorizándoles con un personaje sombrío y maléfico que sirviera de castigo que provenía del subconsciente servía, según ellos, para que a través del espanto éstos hicieran lo que los mayores pretendían.

 

Desde hace muchas temporadas, y a tenor de lo que observamos con cada visita del Barcelona al estadio de Anoeta, ese "Hombre del saco" parece vivir a sus anchas en San Sebastián. La capital de Guipúzcoa es para el conjunto catalán una especie de hogar acogedor para ese dantesco personaje que desde la ficción salta a esa cruda realidad que paraliza a los jugadores del Barça en cada presentación en aquellas nórdicas tierras españolas.
 
En esta ocasión, y por la decimotercera jornada de La Liga, tampoco hubo excepción para los dirigidos por Luis Enrique, que en un comprometido y crucial partido de fútbol volvieron a demostrar que Anoeta encierra mucho más que un acomplejado estado mental que merece una urgente atención con el apropiado uso de medidas psicológicas.
 
 
Ante la Real Sociedad de Eusebio Sacristán, el Barcelona fue una fiel réplica de sus últimas actuaciones en Donostia y ya a nadie se le puede escapar que existe algo, más allá de lo futbolístico, que incide en los blaugranas para padecer semejante karma cuando juegan en San Sebastián.
 
La capacidad innata, aunque escasa esta vez, de Lionel Messi, la mala definición de los atacantes donostiarras y cierta ayuda de la fortuna, permitió que el Barça escapara con un empate de Anoeta, una igualdad que debería ser tomada como un exultante triunfo visto lo visto.
 
La Liga, aunque falte mucho aún para mayo, pudo haber quedado psicológicamente sentenciada a favor del Real Madrid que se distancia ahora a seis puntos de su único y considerable adversario de cuidado para el título. El Camp Nou, en sólo unos días más y de sucumbir ante los de Zinedine Zidane, podría servir de lápida infranqueable para Luis Enrique y los suyos, algo así como darle cobijo al propio ‘Hombre del saco’ en su ya no tan cómodo fuero.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!