Horarios

Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mar.Nov.10 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST

Martín Onti: "El final de los ciclos"

MADRID, España.- No vamos a descubrir ahora el alfabeto cuneiforme de los sumerios inventado en la antigua Mesopotamia, ni tampoco que cuando se llega a una cierta edad y se ha cumplido un ciclo dentro de una profesión, se es descartable. Pues eso es precisamente lo que muchos buscan darnos a conocer como una novedad, cuando ya esto de ninguna manera lo es.

Esto sucede invariablemente porque quienes deben aceptar la realidad no lo hacen. Esquivan la verdad de sus músculos, físicos y mentales, sin reparar en las consecuencias de tal rechazo. Sucedió siempre, sucede y sucederá, como en el fútbol en este caso, sin que se pueda hacer demasiado por reparar el error de criterios. Duele el adiós a lo que se quiere y a la comodidad de hacer lo que se ama. Es evidente que este es un punto que define en gran medida la situación del retiro de un futbolista.

Se cuestionan las capacidades de grandes jugadores, y no sin razón. Es lógico poner en perspectiva los bajos funcionamientos de algunos hombres que ya, pasando la barrera de los 30 años, toda una edad de jubilación para atletas de primer nivel, no entregan el rendimiento por ellos demostrado y de ellos esperado.

Hoy el nombre del croata Luka Modric aparece señalado como el futbolista de elite que pasa a ser materia desechable dentro del Real Madrid justamente por lo expuesto. Un jugador que ha cumplido un ciclo para desempeñarse a niveles que en el fútbol profesional han pasado de ser exigentes a ser desconsideradamente exigentes, se enfrenta a la persecución implacable de la prensa y de aficionados.

Lo mismo sucede con otras grandes figuras que, dentro de este deporte, han ingresado en esa espiral insalvable que representa la edad terciaria del fútbol, y que tiene como destino un temprano retiro para una persona joven aún a la que, equívocamente, ven como situado en el final de una vida en lugar de contemplarlos en esa etapa postrera de la especial profesión que estos eligieron.

Insisto, estos hechos sucedieron, suceden y seguirán existiendo por muchas razones que necesitarían de una preparación mental insuficiente que vuelve a demostrar que ciertos futbolistas no están educados y preparados para afrontar el adiós de sus carreras. Razones económicas, de egos débiles y falta de confianza suficiente de cara a un futuro, son los motivos principales que condenan a quienes no están en condiciones de enfrentar el dolor inminente de decir adiós al fútbol vestidos de corto.

Hoy, decir Modric es casi lo mismo que decir Busquets, Suárez o, entre tantos otros, nombrar al mismísimo Messi, Ramos, Piqué, Diego Costa e innumerables ‘treintañeros’ que se resisten erróneamente al paso del tiempo que contempla un retiro de la actividad. Si entendemos la lógica de la vida, en nada deberían sorprendernos la bienvenida a los Federico Valverde, Riqui Puig, Rodrygo, Ansu Fati y demás ‘usurpadores’ de tronos en peligro de extinción.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!