Horarios

Martín Onti: El delirio universal

MADRID, España.- Al leer la noticia pensé si hoy era 28 de diciembre, el día de los inocentes. Luego me di cuenta que no, que la noticia tenía la consistencia de una verdad y la sátira de una conveniencia. El fútbol español, La Liga y no ya un partido de una final de algún torneo por más importante que este fuere, se pasaría a jugar en territorio estadounidense a partir de esta mismísima temporada con la puesta en escena de algunos encuentros en ciudades de USA.

Me llevó unos minutos compadecer caprichos incontestables y darme cuenta que poco se podía hacer para cambiar una decisión montada y ejecutada entre gallos y medianoche. Poner por escrito un desacuerdo con la medida es sólo firmar un desacuerdo contra un destino sellado que no admite cambio alguno.

Me cuesta imaginar los operativos de montaje en el traslado de equipos, sensaciones, ambientes, coloridos y resultados para los protagonistas, adaptación a cambios de horarios, a costumbres a las que quizás lo bueno, por la rapidez de los tiempos, es que ni siquiera habrá que tener en cuenta. Muy posiblemente los futbolistas ni alcancen a percatarse que viajaron al otro lado del mundo, que jugaron un partido de fútbol y emprendieron el regreso a casa.

Ninguno de estos parámetros han sido valorados. No ha existido ni la más mínima intención para ello. El baremo de medición no ha pasado por allí y el centro del análisis de este delirio universal ha hecho centro en las ganancias económicas que resultan de montar un escenario en donde el dinero abunda por castigo.

Seguramente el Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Valencia, Sevilla y pocos clubes más, serán los ‘afortunados elegidos’ para abrir una brecha comercial de emolumentos aceptables para los señores de pantalones largos que digitaron este acuerdo entre Liga española de fútbol y la multinacional estadounidense Relevent, la misma empresa que ha llenado estadios en todo Estados Unidos con la International Champions Cup.

Allí, en la tierra donde antes había que atenerse al origen de los horarios, estarán los encargados de dictaminar a que hora uno en España deberá sentarse frente al televisor. El mundo al revés… o al derecho, dependiendo de qué perspectiva se lo mire.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!