Horarios

Vie.Oct.23 12:00 AM EDT
Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Mié.Nov.04 12:00 AM EST
Cristiano Ronaldo, desesperado

Martín Onti: El declive de Cristiano Ronaldo

MADRID, España.- Fue por entonces (septiembre del 2016) cuando escribíamos "El principio del final" acerca de lo que cada día que pasa nos va dando la razón. El apresuramiento de las partes que generan un negocio y una sospecha de lo que sucedió desde entonces, cuando aún Cristiano Ronaldo no se había adueñado de su cuarto Balón de Oro y su primer "The Best" que otorgaba la FIFA al mejor futbolista del mundo, son hoy casi una realidad a la que despierta el aficionado cuando juega el Real Madrid.

Zinedine Zidane, viejo conocedor de lo que inevitablemente ocurrirá, trata ahora de dosificar los esfuerzos, que no el juego en sí, del atacante portugués, porque entiende perfectamente que su buque insignia se va transformando de a poco en un velero de paseo por los alrededores de la costa y sin perder vista a tierra.

"El Principio del final", artículo de Martín Onti escrito en septiembre de 2016

En aquel artículo, que invito a releer, hablábamos de las limitaciones que ya dejaban al descubierto las actuaciones de CR7. Aquella administración de carreras pronunciadas y efectivas con final feliz en la portería adversaria; presión y preocupación en el rival; desconcierto y frustración en cada contrincante empezando en el portero y terminando en el cuerpo técnico del contrincante de turno.

Seis meses más tarde el tiempo nos acerca a la razón. Hoy Cristiano Ronaldo, camino a sus 32 años, va perdiendo capacidad física para hacer valer esa velocidad, potencia y efectividad que caracterizaban al luso. El resto de atributos que le acompañaban, algunos todavía lo hacen, no son más que una larga lista de aptitudes que se comienzan a sumarse para terminar restando en el producto final que hoy nos va entregando a cuentagotas el aún capitán del campeón europeo.

No digo que hayan desaparecido las cualidades de un gran jugador de fútbol como Cristiano Ronaldo, no, de ninguna manera, puesto que si hoy se jugase un partido a definición desde una sola y única alternativa, aún deberíamos admirar la maestría de Diego Maradona o Pelé ejecutando una falta o simplificando una definición para corroborar la calidad innata de la clase que acompaña a los elegidos, pero sí debemos tener en cuenta que en ocasiones el sacrificado ascenso hasta la cresta de la ola, tiene un descenso convulsionado antes de alcanzar a salvo la orilla.

Con esto, sólo quiero decir que la estrella de la juventud un día comienza a apagarse y uno debe estar preparado para descubrir otras figuras que puedan deleitarnos cuando de ver fútbol se trata… Lo mismo comienza a suceder con Andrés Iniesta y Lionel Messi. Es ley de vida y contra eso, nadie, todavía, puede luchar.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!