Horarios

Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST

Martín Onti: El culebrón Griezmann

MADRID, España.- Bien, sin poder asegurar al ciento por ciento lo que os voy a contar y tocando de oídos, de algunos muy buenos oídos en el entorno culé, el caso de Antoine Griezmann tiene sus bemoles de extremos constatados. Conceptos que se han expuesto por parte de mucha gente en el ambiente del FC Barcelona, para tratar adultamente el tema de la más que posible llegada del atacante galo al conjunto de Ernesto Valverde para la temporada venidera.

Nadie está desinformado de la situación general que ha provocado este traspaso de arietes y fisuras tan variadas centradas en el amor y el odio navegando a través de los sentimientos que el ser humano refleja como punto terminal en el control de su Ego. Ese es el inicio y el final del tema. Allí encontraremos el significado toda vez que la definición de este culebrón llegue a un punto concreto y terminal.
 
Hay tres personas en todo el estamento del club blaugrana que en la actualidad tienen el poder de la decisión en sus manos. Uno más fuerte que el otro, y convincente dependiendo de quién sea el que hable con voz más firme y segura. El presidente Josep María Bartomeu, el entrenador Ernesto Valverde y el capitán Lionel Messi.
 
Comprender el alcance de la situación con tino y prudencia es fundamental para lo que ocurra, trascienda o no este punto. La coincidencia de que los tres tengan características de personalidad muy similar, ayudará a entender que la decisión tomada será la mejor para el grupo y la entidad. Eso es un plus devenido de una comodidad que el aficionado debe aceptar y acatar por el bien de todos.
 
El resto del "jurado" que merodea este juicio que absolverá a Griezmann o lo sentenciará a quedar afuera del club azulgrana, no cuenta más que a nivel sentimental, y ya sabemos cómo son los sentimientos de cambiantes en el ser humano. El análisis se centrará en la conveniencia de que el nº 7 lo vista el campeón del mundo francés o alguien más. Eso es lo más trascendental y los 3 jueces principales lo evaluarán, a no dudarlo, correspondientemente entre mucho de razón y algo de corazón.
 
Es cierto, además, y por si fuera poca cosa, que la eliminación de la Champions League ante el Liverpool está, más que fresca, empapada y chorreando agua aún diría yo. Por esto es importante que quienes tomen tamaña decisión tengan las jinetas morales más encumbradas que las superficiales. La resultante, y quizás en poco tiempo, será pasado si el galo se queda y arrepentimiento si continúa su rumbo incierto en búsqueda de otra camiseta.
 
Lo que se debe someter a juicio no es cuestión de dinero, de materialismo palpable, sino de tener en cuenta lo que realmente conviene futbolísticamente, deportivamente, institucionalmente, en este caso, a un equipo en plena transición entre el dolor y la ausencia de felicidad extrema por fracasar en lo que más ansía, ganar su sexta Champions League.
 
Martín Onti
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!