Horarios

Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT

Martín Onti: El claroscuro culé

Me he propuesto cerrar este capítulo de claroscuros en que ha devenido el cese de Ernesto Valverde y la contratación de Enrique ‘Quique’ Setién para dirigir uno de los vestuarios más complicados del fútbol mundial. Ponerse al frente de una olla en constante ebullición, como es Can Barça, tiene sus aristas filosas dependiendo de la información que se pueda elaborar y tratando de no dañar más allá de donde corresponde; es decir, no entrar en alarmas injustificadas.

Sostengo que la salida de Valverde era necesaria y que no dependió de su faceta futbolística. Así como también entiendo, y concuerdo, en que el arribo de Setién es la mejor alternativa que hoy, en el mercado mundial, el FC Barcelona podría haber encontrado. Teniendo en cuenta todos los pormenores por los que atraviesa la entidad que preside Josep Maria Bartomeu, se ha hecho lo que correspondía.

Sin embargo, no sería fiel a mi pensamiento sin dar una opinión de la actualidad azulgrana y lo que se atisba en sus inmediaciones. Anticiparse a las alternativas, a los hechos, es un ejercicio al que uno debería practicar siempre para entender a posteriori el final de los procesos.

Hay varias ‘pistas’ que nos ponen sobre aviso de lo que podría pasar en el Barcelona. Tanto Valverde, como Tito Vilanova, como el Tata Martino y como Luis Enrique, nos han dejado alertas de comportamientos a los que prestar su debida atención. En este particular, el proceder de quienes dirigen puede definir posturas que resientan en algún momento las relaciones entrenador-jugador de acuerdo a las mismas.

En este caso, a favor del estratega cántabro juega su personalidad tranquila, paciente y sólida para trasmitir su estilo de juego. El método de Setién, por otra parte, coincide con la filosofía de La Masía y provoca que la sintonía con el club vaya en una misma dirección. Sus formas de acercarse a los futbolistas han sido, por lo general, de un equilibrio muy profesional, y esto suma. Su experiencia deportiva en los banquillos tiene una marcada aprobación en el ámbito nacional, donde la única duda nos orienta a desconfiar lo que podría suceder en el plano internacional de las competencias de élite.

El Granada, un sorprendente buen equipo que esta temporada destaca dentro de un torneo marcado por la mediocridad, pondrá a prueba este fin de semana a un Barça que empieza una nueva y esperanzadora etapa en LaLiga. El domingo Quique Setién estará no sólo sentado en el banquillo del líder, sino en el de los posibles señalados ante el mínimo desacierto. Tamaña papeleta le espera al hombre que en 24 horas cambió de las vacas normales de su pueblo a las sagradas del Camp Nou.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!