Horarios

Mar.Ago.04 12:00 AM EDT
Mié.Ago.05 12:00 AM EDT
Jue.Ago.06 12:00 AM EDT
Sáb.Ago.08 12:00 AM EDT
Mar.Ago.11 12:00 AM EDT
Mié.Ago.12 12:00 AM EDT
Vie.Ago.14 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.12 12:00 AM EDT

Martín Onti: "El carácter"

MADRID, España.- Era de esperar que ahora, tras el hecho consumado, muchos de quienes aseguraban Ernesto Valverde debía dejar el cargo de entrenador del FC Barcelona, salgan en su defensa. Argumentos desde una perspectiva piadosa no faltarán a la hora de "defender" la actual situación del técnico extremeño. Sin embargo, prefiero ser más considerado al momento de entender y considerar que su despido ha llegado, inclusive, hasta un poco tarde.

La salida de Valverde del Barça no obedece estrictamente a una condición futbolística. Diría que lo deportivo ha sido lo de menor incidencia en la consideración de Josep Maria Bartomeu y su directiva para que el Txingurri ya sea historia a partir de hoy en la entidad azulgrana.

La sentencia condenatoria que termina con los días de Ernesto Valverde en Can Barça obedece, en mi manera de entender las circunstancias, a su falta de carácter. Es cierto que no estamos aquí para aprobar o condenar comportamientos humanos, pero creo, la parsimonia, la paciencia, la tranquilidad o el beneplácito con situaciones límites –otrora características envidiables en la condición humana- no sirven en ciertas ocasiones que requieren mayor robustez y dureza del alma.

La causa de que ya esté vacío su casillero en el vestuario culé, repito, de ninguna manera es futbolística. El juicio no se ha basado en la raíz del juego sino en las condicionantes que han provocado que los resultados, los números y las estadísticas -pasadas, actuales y futuras- no sean lo esperado para un equipo como el Barcelona.

En el análisis profundo que debiéramos hacer de lo ocurrido, poniendo todos los elementos que a conciencia tenemos que poner sobre la mesa, el problema se hace complejo. Si hacemos memoria de los últimos años –desde la aparición de Lionel Messi en el primer equipo- en los banquillos del Barça nunca existió personaje más fuerte de carácter que Josep Guardiola, y esto porque quizás el astro argentino recién surgía bajo la tutela anímica y futbolística de Carles Puyol y Xavi Hernández.

A partir de allí, y con el exilio deportivo de los jefes del vestidor blaugrana, ningún técnico pudo volver a ser amo indiscutido en el FC Barcelona. La figura de conducción siempre pasó, y pasa aún, por Messi. A él se entregan todos, inconcientemente, para descansar de sus culpas… y que conste que con esta salvedad no pretendemos culparle de este presente que le atañe sólo a Ernesto Valverde.

Enrique Quique Setién es ahora el elegido para suplir al entrenador extremeño. Con el estratega cántabro en el banquillo, el Barcelona tratará de recuperar un poco más del juego reconocible de La Masía y otro tanto de la fortaleza espiritual que ha adolecido últimamente tras la línea de cal. Adentro, dicen todavía algunos, queda por ahora y por fortuna Lionel Messi.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!